Publicidad

Univision noticias

Un hombre de 39 años falleció en un hospital de Hong Kong, en el primer caso fatal registrado en ese territorio.

El número de personas contaminadas en China con el nuevo coronavirus que provoca neumonía ya superó los 20,400 casos, con la confirmación de 3,235 nuevos positivos confirmados, anunció este martes la comisión nacional de salud. En Honkg Kong, un hombre de 39 años que recibía atención médica por estar contaminado falleció en un hospital, en el primer caso fatal registrado en ese territorio, informaron el martes autoridades sanitarias locales. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado este martes que aún no es una “pandemia”, informa Reuters.

El saldo de muertos por la epidemia de coronavirus en China alcanzó este martes los 427, con 64 nuevas víctimas fatales en la última jornada, anunció el gobierno, que admitió «insuficiencias» en su reacción ante la crisis sanitaria. En Estados Unidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés) elevaron este lunes a 11 la cifra de casosconfirmados de coronavirus en el país. Los científicos chinos dijeron que tienen más evidencia de que el virus se originó en los murciélagos. En un estudio publicado en la revista Nature, Shi Zhen-Li y sus colegas del Instituto de Virología de Wuhan informaron que las secuencias del genoma de siete pacientes eran 96% idénticas a un coronavirus de murciélago.

Este lunes, la portavoz adjunta del ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, había mencionado que el país precisa urgentemente mascarillas de protección y otros productos para enfrentar la epidemia. El gigante asiático, enfrentado a una epidemia que por el momento parece imparable, precisa además de gafas y guantes de protección para su personal médico.

Varios países, entre ellos Francia, Reino Unido, Japón y Corea del Sur, ya enviaron material médico a China, agregó la portavoz. Además, el gobierno chino busca importar grandes cantidades de esos productos desde mercados europeos. 

El Comité Permanente del Buró Político del Partido Comunista ha pedido una mejora en el sistema de respuesta a emergencias luego de «deficiencias y dificultades en la respuesta a la epidemia», dijo la agencia oficial Xinhua.

Los ministros de salud de los países del G7 acordaron este lunes coordinar «tanto como sea posible las recomendaciones de viajes y medidas preventivas» contra el coronavirus. El Banco Mundial pidió a todos los países que «fortalezcan su vigilancia de la salud y las respuestas dadas» a la epidemia, y añadió que estaba examinando los recursos financieros y técnicos que podrían movilizarse rápidamente.

El nuevo secretario general de la FICR, el nepalí Jagan Chapagain, advirtió que la donación de material de baja calidad «es más problemática que útil», pues las máscaras de baja calidad dan un «falso sentimiento de protección» a la gente. Por ello, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR) advirtió este lunes la necesidad de que todas las máscaras utilizadas en los hospitales chinos para luchar contra el nuevo coronavirus sean de alta calidad.

Entretanto el país ha estado paralizado por el temor al virus que ha contaminado ya a más de 17,000 personas, y el ministerio de la Industria reconoció este lunes que, tras concluir el domingo las largas vacaciones del Nuevo Año Lunar, las plantas retoman su producción y funcionan a un 70% de su capacidad.

En Estados Unidos, más de 100 estudiantes de la Universidad de Princeton, incluidos estudiantes de pregrado y posgrado, se pusieron en cuarentena a partir de este domingo después de viajar China como medida de precaución, según confirmó un portavoz de la universidad a News 4.

Los estudiantes deben permanecer confinados durante 14 días después de su última vez en China continental, según Michael Hotchkiss, portavoz adjunto de la universidad.

Y en Japón, las autoridades decidieron impedir el desembarco en Yokohama (sur de Tokio) de un crucero este lunes y poner en cuarentena a sus 3,500 pasajeros y tripulantes tras detectar que uno de ellos estaba contagiado del nuevo coronavirus.

El buque había zarpado de Yokohama el pasado 20 de enero y antes de regresar a esta ciudad se detuvo en los puertos de Kagoshima y Okinawa (sudoeste de Japón) y en Hong Kong, donde se confirmó que un pasajero procedente de ese territorio autónomo de China estaba infectado del coronavirus de Wuhan, según el Gobierno nipón.

Tras tener constancia de este caso, las autoridades japonesas ordenaron que el crucero Diamond Princess permaneciera anclado en el puerto de Yokohama y enviaron a bordo un equipo de médicos y funcionarios de cuarentena para realizar tests del virus a sus aproximadamente 2.500 pasajeros y 1.000 tripulantes.

Las autoridades no autorizarán su desembarco hasta disponer de los resultados de los análisis médicos, lo que está previsto para este mismo martes, dijo un portavoz del Ministerio de Salud de Japón en declaraciones a la cadena estatal NHK.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.