Publicidad

KCOY Noticias

La fiscal de distrito de San Francisco, Chesa Boudin, se está asociando con legisladores en una propuesta para prohibir que el ADN de las víctimas se ingrese en bases de datos de búsqueda que eventualmente podrían identificarlos como sospechosos criminales en casos futuros no relacionados.
La propuesta cuenta con el respaldo del jefe de policía de San Francisco, Bill Scott, cuya agencia remitió recientemente un caso a la oficina del fiscal de distrito en el que se usó el ADN de una víctima de agresión sexual para resolver un delito contra la propiedad , seis años después del hecho.
La negativa de Boudin a presentar cargos basados en la evidencia de ADN sacó a la luz el problema. “Se debe alentar y apoyar a las víctimas de agresión sexual para que se sometan a exámenes de agresión sexual para identificar a su perpetrador”, dijo Boudin en un comunicado de prensa el lunes. “En cambio, la práctica de un laboratorio criminalístico de la policía que expuso mi oficina trata a las víctimas como delincuentes”. “No solo viola su privacidad, sino que disuade a las víctimas de denunciar la violencia sexual, lo que nos hace a todos menos seguros”.
El Departamento de Policía de San Francisco implementó cambios inmediatos en el manejo del ADN de las víctimas y actualmente está trabajando en cambios de política permanentes junto con la oficina del fiscal y el Departamento de Justicia de California. “Cuando nos llamaron la atención las revelaciones sobre el posible uso indebido de un perfil de ADN por parte de nuestro departamento, ordené un cambio inmediato en nuestras prácticas de laboratorio criminal para asegurar que no vuelva a suceder”, dijo Scott en un comunicado.
Además del ADN de la víctima, también se pueden recopilar los marcadores genéticos de las personas cercanas a la víctima, como compañeros de casa o parejas consensuales, para eliminarlos como sospechosos. El condado vecino no está esperando que la legislación tome una postura El condado de Santa Clara de California, hogar de San José, no está esperando una legislación para dar a conocer sus intenciones. “El ADN de la víctima no entra en una base de datos de delincuentes, punto”, dijo el fiscal de distrito de Santa Clara, Jeff Rosen, el lunes.
“Queremos proteger a las víctimas de agresión sexual, no recopilar pruebas de ellas que luego puedan usarse en su contra”. Rosen se unió a la supervisora del condado de Santa Clara, Cindy Chavez, en una conferencia de prensa «para dejar en claro» que el condado está abordando el problema independientemente de los esfuerzos estatales y nacionales. “Queremos asegurarnos de que todas nuestras políticas sean herméticas en lo que respecta a las muestras recolectadas del kit de violación de ADN”, dijo Chávez, quien representa el lado este de San José.
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.