Publicidad

Noticiero Telemundo

El Programa de Protección de Nómina (PPP) por fin reanuda este lunes sus servicios para extender cheques y ayudas a negocios especialmente afectados por la pandemia del nuevo coronavirus. Esta vez, la intención es remediar los aparentes malos manejos del último reparto, problemas como que hubo entregas de los préstamos a negocios vinculados a Donald Trump, al igual que a otras grandes empresas con cuentas bancarias consolidadas por sobre pequeños negocios con cuentas en bancos más locales, y denuncias de que compañías con propietarios latinos o negros fueron excluidas.

Es por ello que el mecanismo para solicitar las ayudas cambió ligeramente en comparación a las dos rondas previas, y ahora se hará también por medio de instituciones financieras comunitarias. Le explicamos cómo puede buscar la asistencia con este nuevo paquete de 284,000 millones de dólares y qué tipo de negocios pueden pedir el dinero (es posible conseguir un préstamo incluso si recibió uno en las rondas pasadas). ¿Quiénes pueden solicitar las ayudas por la pandemia? El paquete establece que el dinero estará disponible esta ocasión tanto para negocios que lo solicitan por primera vez como para aquellos que ya recibieron alguna ayuda del PPP.

En esta tercera ronda, además, será posible que negocios más diversos pidan la ayuda: ahora podrán recibirla también organizaciones sin fines de lucro o cooperativas para asistencia en vivienda, según la Administración para Pequeñas Empresas (SBA, por su sigla en inglés) que gestiona el programa. El nuevo proceso «se adapta a las necesidades cambiantes de los propietarios de empresas pequeñas al brindar un alivio específico y un proceso de perdón más simple para asegurar su camino hacia la recuperación”, aseguró Jovita Carranza, encargada de la SBA.

Nuevos prestatarios Para clasificar, los negocios que recibirán préstamos por primera ocasión podrán recibir hasta 2 millones de dólares con que tengan máximo 500 empleados. Para hacer la solicitud es muy importante que su negocio tenga a la mano y bien organizado su historial de pago de impuestos, así como comprobantes de los pagos de renta, de otros servicios (luz, internet, etc.) y los registros de los empleados y del sueldo que reciben. Para esto conviene contactar a su contador, señaló Megan Gorman, abogada de Chequers Financial Management, a nuestra cadena hermana CNBC. «El proceso no es sencillo, y en los últimos ocho o nueve meses los profesionales expertos en impuestos se han vuelto mucho más conocedores de cómo funciona el PPP», dijo. Negocios que ya recibieron un préstamo previo Podrán recibir máximo 2 milones de dólares, en contraste a los 10 millones de dólares repartidos a algunos negocios en rondas previas, aunque el monto total no será mayor a 2.5 veces los salarios de todos los empleados.

La condición para solicitar por segunda ocasión si ya recibió un préstamo es que se hayan agotando los fondos iniciales usándolos para proteger a sus empleados y para los servicios autorizados (como la electricidad del local o la renta); que no tenga más de 300 empleados, y, además, que haya registrado una caída de 25% o más en sus ganancias o ventas durante algún cuatrimestre de 2020 en contraste al mismo periodo del año previo. ¿Cuál es el proceso para pedir los préstamos? Las solicitudes inicialmente abrirán el 11 de enero para quienes pidan un primer préstamo por medio de una institución financiera local; los pedidos para quienes buscan un segundo préstamo vía instituciones locales estarán vigentes desde el miércoles 13.

Después de un tiempo (las autoridades no han aclarado cuánto), las solicitudes serán abiertas en general para quienes soliciten por medio de bancos grandes u otras empresas financieras. Ya fue anunciado que el plazo límite para mandar los papeles necesarios es el 31 de marzo. El uso de las instituciones financieras locales es clave: si usted intentó conseguir un préstamo en las rondas pasadas acudiendo a un banco grande con el cual no tenía cuenta, esta vez podrá ir con una organización local que probablemente está mejor estructurada para asesorar a microempresas o negocios familiares pequeños. Encuentre a su prestamista intermediario Lo más importante es actuar rápido para ubicar aquel banco regional, entidad depositaria o prestamista agrícola (farm credit lenders, en inglés) que le quede más cerca para hacer el trámite por medio de esas instituciones. Pero cuidado: asegúrese de que esas instituciones sean reconocidas para evitar estafas. Busque cuál organización le es conveniente con el listado oficial que tiene la SBA en sus oficinas locales.

Prepare los documentos y tenga un plan Como se mencionó antes, asegúrese de ya tener a la mano los papeles necesarios de comprobantes de pagos de impuestos, de pagos de renta, de servicios y los documentos que demuestren los sueldos de sus empleados y la cantidad de trabajadores que tiene. De esta manera podrá saber cuál es la cantidad de dinero que requiere para el préstamo, con el fin de que pida el monto adecuado. Si no tiene empleados, la SBA tiene una guía para que sepa cómo se calcula el monto a solicitar, con una fórmula a partir de sus ganancias mensuales. Antes de acudir ante alguna entidad financiera, también es conveniente que revise cómo es la solicitud para estar familiarizado con todos los campos a llenar y que tenga en mente cuál periodo de entregas es mejor para las necesidades de su negocio.

Los préstamos PPP pueden solicitarse en esta ocasión para que su desembolso sea a lo largo de mínimo 8 y máximo 24 semanas. Averigüe los requisitos para la condonación Los préstamos del PPP otorgan la oportunidad de que no tenga que repagarlos por completo, pero para eso se necesita también planeación. Al igual que en las dos primeras rondas de desembolsos, para pedir la condonación del repago necesita gastar el 60% del monto en su nómina (para que sus empleados sigan recibiendo un sueldo y no terminen en el desempleo) y el 40% restante ya puede ser dedicado a otros pagos. Como la compra de equipo de protección personal para los empleados; el cobro de la luz; pagos parciales de su hipoteca, o el uso de internet para que su negocio pueda vender en línea dadas las dificultades de que los clientes acudan físicamente a una tienda en estos momentos. Revise una solicitud muestra de la SBA para conocer el proceso de certificación de que se cumplieron los requisitos para pedir la condonación.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.