Publicidad

Noticias Telemundo

La madre de un niño de 4 años cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en una playa de Texas ha sido sentenciada a cadena perpetua este jueves al ser declarada culpable del cargo de lesiones corporales graves por omisión, informó la Oficina del Fiscal del condado de Galveston en un comunicado de prensa.

Las autoridades confirmaron durante el juicio que concluyó esta semana que el niño no murió ahogado y que su madre, Rebecca Suzanne Rivera, fue quien llevó el cadáver hasta East Beach con ayuda de su novia, Dania Amezquita Gómez.

Little Jacob, como fue apodado Jayden Alexander López durante la investigación policial, fue hallado el 20 de octubre de 2017 desnudo, sin signos vitales, con quemaduras de cigarrillos en la espalda, cicatrices de heridas realizadas con perchas y otras numerosas muestras de maltrato físico. Las autoridades se demoraron meses para poder identificar a la víctima.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.