Publicidad

Milenio Noticias

Después de que el pasado viernes 11 de febrero el departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) decidió suspender temporalmente la exportación de aguacate al país vecino del norte, los integrantes de la Asociación de Agricultores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM) denunciaron pérdidas de al menos 20 millones de dólares diarios durante este fin de semana.

La suspensión se debió porque un oficial del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) recibió una amenaza por teléfono al reportar aguacate poblano dentro del michoacano, incumpliendo el acuerdo del Plan de Trabajo Enfoque de Sistemas para la importación de aguacate fresco hass de México, en donde especifica que solo podrá ser exportado el aguacate originario de Michoacán de 72 empacadoras.

La suspensión afectó al menos a 500 mil personas. «Hay un registro de que son más de 300 mil empleos directos más aparte 200, 300 mil empleos indirectos que se pierden», explicó Juan Carlos Venegas, apoderado legal de la empresa T&C Fruits.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.