Publicidad

Univision Noticias

Equipos de búsqueda y rescate respaldados por la Guardia Nacional siguen este viernes buscando a personas desaparecidas en inundaciones récord en el estado, que acabaron con comunidades enteras. El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, dijo que 15 personas han muerto, un número que se espera que siga aumentando.
Kentucky ha quedado cubierta por el agua tras las fuertes lluvias del miércoles. El gobernador del estado reportó este viernes por la mañana la muerte de al menos 15 personas y estimó que las familias tardarán años en recuperarse.
“Todavía tenemos mucho que buscar”, dijo Jerry Stacy, director de gestión de emergencias en el condado de Perry, muy afectado, en Kentucky. “Todavía tenemos personas desaparecidas”.

Al menos 15 personas han muerto y según el gobernador, ese número puede aumentar en las próximas horas.

Miles están sin electricidad por las inundaciones que sufre Kentucky, de las «más devastadoras de su historia», por las lluvias torrenciales, informó este jueves por la noche el gobernador, Andy Beshear.

Equipos de rescate ayudaron a bajar a personas que estaban atrapadas en los techos de sus casas luego de las masivas inundaciones que se registraron este jueves de manera sorpresiva en el centro de los Apalaches.
En video: Además de declarar el estado de emergencia, el gobernador Beshear activó la Guardia Nacional del estado para enfrentar la situación. Tres parques estatales fueron habilitados para albergar temporalmente a los afectados.
Una vista aérea de las viviendas y estructuras inundadas cerca de Quicksand, Kentucky.

El gobernador del estado, Andy Beshear, anunció las muertes, pero sombríamente predijo que el número en el estado podría alcanzar los dos dígitos y que cientos de propiedades podrían estar destruidas.

“En una palabra, este evento es devastador”, dijo el gobernador el jueves. “Y creo que terminará siendo una de las inundaciones más significativas y mortales que hemos tenido en Kentucky en al menos mucho tiempo», señaló.

En una rueda de prensa, Beshear precisó que una de las víctimas mortales es una anciana de 81 años residente en el condado de Perry. Sobre los otros dos fallecidos se limitó a señalar que uno también vivía en el condado de Perry, mientras que el otro en el de Knott.

En la imagen aparece una de las casas sumergidas bajo las aguas de la inundación del North Fork del río Kentucky.

Un funcionario de emergencias en el este de Kentucky describió la situación como “catastrófica” mientras los equipos de rescate buscaban a las personas varadas.

El aumento de las aguas inundó las carreteras, desplazó a las familias y causó daños generalizados.

También se han registrado 25,111 cortes de electricidad en el estado.

Se informaron inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra en la región montañosa del este de Kentucky, el oeste de Virginia y el sur de Virginia Occidental, donde las tormentas eléctricas arrojaron varias pulgadas de lluvia en los últimos días.
En el condado de Breathitt, en el este de Kentucky, las inundaciones cubrieron carreteras e inundaron casas y negocios.

Un departamento de bomberos voluntarios tuvo que abandonar su estación inundada, dijeron las autoridades.

Beshear declaró el estado de emergencia y activó a la Guardia Nacional -un cuerpo militar en la reserva- para ayudar en las labores de rescate.
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.