Publicidad

AP News

ALBANY, Nueva York, EE.UU. (AP) — Algunos recreadores de batallas históricas en Nueva York no disparan con sus mosquetes debido a las preocupaciones sobre las nuevas reglas de armas del estado, un efecto secundario no planificado de una ley diseñada para proteger la seguridad del público. La ley que entró en vigencia este mes declara parques, propiedades gubernamentales y una larga lista de otros lugares «sensibles» fuera del alcance de las armas.

Las reglas estaban más orientadas a las pistolas semiautomáticas que a las armas de pedernal, pero los recreadores que temen ser arrestados si recrean públicamente batallas desde la era colonial hasta la Guerra Civil se quedan fuera del campo. La administración de la gobernadora Kathy Hochul insiste en que las recreaciones de batallas históricas todavía están bien, y algunas aún se han llevado a cabo este mes.

Pero el escepticismo persistente entre los organizadores del evento y los participantes ha resultado en algunas cancelaciones, como un campamento del siglo XVIII y una recreación de la batalla planeada para el fin de semana pasado al norte de Saratoga Springs.“Hemos estado recibiendo informes de unidades que se suponía que iban a asistir que no se sienten cómodos transportando mosquetes o trayendo mosquetes al sitio”, dijo Harold Nicholson, un recreador involucrado en el evento en Rogers Island. “Y entonces, en ese momento, decidimos que probablemente era mejor no (seguir adelante)”.

La consternación se deriva de una ley aprobada rápidamente después de que la Corte Suprema de los EE. UU. invalidara el requisito de Nueva York de que las personas deben demostrar una amenaza inusual a su seguridad para calificar para una licencia para portar un arma de fuego fuera de sus hogares. Hochul y sus compañeros demócratas que controlan la Legislatura estatal respondieron con una ley que establece nuevos criterios estrictos para la concesión de licencias y limita dónde se pueden portar pistolas, escopetas y rifles .

Algunos recreadores que analizan la letra de la ley han llegado a la conclusión de que las armas antiguas que utilizan podrían ponerlos en el punto de mira de las nuevas reglas. Entre los eventos cancelados: dos recreaciones de la Guerra Civil en el norte del estado de Nueva York este mes y una redada de la Guerra Revolucionaria que se realizaría este fin de semana en el sitio histórico de Fort Klock en Mohawk Valley. “La razón por la que lo cancelamos fue por temor a exponer a las personas que invitamos al evento a ser procesadas por cometer un delito grave”, dijo Robert Metzger, un recreador que preside la junta de Fort Klock Historic Restoration.Metzger dijo que se da cuenta de que los agentes del alguacil local tienen «cosas mucho mejores que hacer que acosar a hombres de 70 años con fusiles de chispa», pero que existe la posibilidad de que alguien se queje.

Y el grupo sin fines de lucro no quería correr el riesgo de perder su estatuto estatal. Agregó que los recreadores de Canadá se mostraron reacios a asistir al evento. La oficina de prensa de Hochul, en una declaración preparada, dijo que las recreaciones históricas pueden continuar bajo la ley “y no debería haber preocupación de lo contrario”. “Trabajaremos con los legisladores y las fuerzas del orden locales para garantizar que estos eventos puedan continuar como lo han hecho durante siglos”, dijo la administración. “Mientras tanto, las personas que han participado legalmente en recreaciones deben continuar haciéndolo”. Los organizadores de una recreación en Fort Ticonderoga en el norte de Nueva York siguieron ese consejo y organizaron una recreación de una incursión de 1777 en el fuerte.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.