Publicidad

Telemundo Noticias

El paso del huracán categoría 3 por el oeste de Cuba ha dejado totalmente a oscuras a sus más de 11 millones de habitantes y las autoridades de la isla aseguran que trabajan para restablecer el servicio en las próximas horas.

Apagón total.

El paso del huracán Ian por el oeste de Cuba ha dejado a la isla caribeña totalmente a oscuras desde este este martes por la tarde, tras un colapso del sistema electroenergético del país, donde viven poco más de 11 millones de personas, informó la prensa oficialista en la noche.

La Unión Eléctrica de la isla reportó que el «Sistema Eléctrico Nacional tiene una condición excepcional de 0 generación eléctrica, lo que significa que está sin servicio eléctrico el país», según el periódico estatal Granma.

Ian tocó tierra en la occidental provincia de Pinar del Río en la madrugada del martes como huracán categoría 3. Más de 50,000 familias tuvieron que ser evacuadas en esa zona, conocida por ser la principal productora de tabaco del país.

El corte eléctrico total se produjo cerca de las 5:57 pm (hora local) de este martes. Las autoridades dijeron que se espera un restablecimiento del servicio de manera paulatina entre la noche de hoy y la madrugada del miércoles.

Según Granma, sin embargo, la restauración del servicio es un “proceso que lleva tiempo”. El periódico oficialista agrega que en la zona occidental de la isla será más complejo porque “hay un grupo de líneas de trasmisión dañadas por el paso de Ian”.

Inicialmente se reportaron cortes de electricidad para alrededor de 1 millón de personas en las provincias occidentales de la isla, pero luego colapsó toda la red.

El huracán provocó inundaciones, dañó casas y un importante hospital de Pinar del Río y derribó árboles y postes eléctricos. Las autoridades aún evalúan los daños, aunque hasta el martes por la noche no se habían reportado muertes.

Los cortes de energía han sido una constante durante los últimos años en Cuba, con una infraestructura vieja y una gestión estatal deficiente.

Los frecuentes apagones han causado protestas masivas en los calurosos meses de verano, y miles de cubanos han tomado la calles a lo largo de la isla exigiendo el restablecimiento del servicio, pero también el fin del sistema comunista al que atribuyen las dificultades económicas.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo que Cuba sufrió “impactos significativos de vientos y marejadas ciclónicas” cuando el huracán golpeó con vientos máximos sostenidos de 125 mph (205 kph).

Se esperaba que Ian se volviera aún más fuerte sobre el cálido Golfo de México, alcanzando vientos máximos de 130 mph (209 kph) rumbo a la costa suroeste de Florida, donde se ordenó la evacuación de 2.5 millones de personas.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.