Publicidad

Univision Noticias

La policía de Odessa informó este domingo por la mañana que el saldo de fallecidos es ahora de dos personas más, pues anoche se reportaron cinco muertos y 21 heridos. Todo ocurrió cuando un hombre fue detenido por state troopers y de repente abrió fuego y escapó, disparándole a la gente al azar. Los agentes luego ultimaron al sospechoso.La policía de Odessa informó este domingo por la mañana que el saldo de fallecidos en los tiroteos ocurridos el sábado en el oeste de Texas aumentó de cinco a siete personas.El atacante arremetió contra decenas de personas «al azar» —este domingo suaban 22 personas — tras una parada de tránsito en Midland, otra ciudad del oeste del estado.

El jefe de la Policía de Odessa, Michael Gerke, informó que los muertos tenían edades de los 15 a 57 años. El atacante, que aún no ha sido identificado, utilizó un rifle de asalto AR, pero hasta el momento, informó Gerke, se desconocen las motivaciones. Christopher Combs, el agente especial del FBI a cargo de la investigación, dijo que no creen que tenga conexiones terroristas.La vocera del departamento de Seguridad Pública de Texas, Katherine Cesinger, confirmó que oficiales estatales estaban realizando una parada de tránsito cuando uno de ellos fue baleado, reportó la agencia AP. Los agentes habían detenido al sospechoso en la carretera por no indicar un giro a la izquierda. En el intercambio con el conductor, el hombre abrió fuego, huyó y «siguió disparando contra gente inocente», incluyendo otros dos policías.

En un momento dado, robó un camión de correo y siguió su camino rumbo a Odessa dejando «a múltiples víctimas» a su paso, señalaron las autoridades. Finalmente fue abatido en las afueras de un cine y dentro de un sitio de entretenimiento llamado Cinergy, en Odessa, detalló Gerke.Las autoridades aseguraron que procesaban más de 15 escenas como parte de las investigaciones.

Gerke explicó que las agencias locales y estatales unieron esfuerzos para detener «a este animal y llevarlo ante la justicia».Este nuevo tiroteo en Texas ocurre casi un mes después del fatal ataque en El Paso a principios de mes. En él, un hombre asesinó a tiros a unas 20 personas y dejó a otras 26 heridas en un Walmart de esa comunidad fronteriza. El gobernador del estado, Greg Abbott, lo catalogó entonces como «uno de los días más mortales en la historia de Texas».

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.