Publicidad
Univision Noticias
El inicio del curso escolar en Estados Unidos afronta este año las consecuencias de un problema creciente y exacerbado por la pandemia: la falta de maestros y profesores. De media, se prevén tres vacantes en los colegios públicos, lo que ha provocado huelgas y búsqueda de soluciones innovadoras.
El hartazgo del profesorado se mide en cifras: un 90% dicen estar desanimados y un 55% planea retirarse antes de la edad de jubilación debido precisamente a la epidemia, según una encuesta de enero de la Asociación Nacional de Educación (NEA, por sus siglas en inglés).
«Los profesores están experimentando un nivel de desgaste que no habían registrado antes y no solo se debe al covid, que solo lo ha subrayado. Ya estaban en un punto de agotamiento que ahora está afectando a su salud y a su familia. No reciben el respeto que merecen y se están yendo», explica a EFE la fundadora de la asociación The Teacher’s Resource, Sonya Battle.
La alarma en el sector público, en consecuencia, también es evidente. El Departamento de Educación, con cifras de junio, apunta que seis de cada diez escuelas dijeron estar preocupadas por la incapacidad para rellenar las vacantes con personal cualificado, nueve de cada diez por el desgaste profesional de su plantilla y ocho de cada diez por la salud mental de sus trabajadores.
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.