Publicidad
AP News
PYEONGTAEK, Corea del Sur (AP) — El presidente Joe Biden inauguró el viernes su viaje a Asia recorriendo una fábrica de chips de computadora de Corea del Sur que será el modelo para otra planta en Texas, ofreciéndola como una forma de profundizar los lazos con el Indo-Pacífico y impulsar la innovación tecnológica y fomentar democracias vibrantes.
“Gran parte del futuro del mundo se escribirá aquí, en el Indo-Pacífico, durante las próximas décadas”, dijo Biden. “Este es el momento, en mi opinión, de invertir unos en otros para profundizar nuestros lazos comerciales, para acercar aún más a nuestra gente”.
El mensaje de Biden se dirigió hacia la promesa de un mañana mejor, pero también se dirigió a los votantes estadounidenses en medio de desafíos políticos en el país, como la inflación impulsada por la escasez de chips, mientras trata de mostrar cómo su administración está logrando crecimiento económico.
Samsung, el propietario de la planta de chips, anunció en noviembre pasado planes para abrir una fábrica de semiconductores de $ 17 mil millones en Texas. La escasez de semiconductores el año pasado afectó la disponibilidad de automóviles, electrodomésticos de cocina y otros bienes, lo que provocó una mayor inflación en todo el mundo y paralizó la aprobación pública de Biden entre los votantes estadounidenses.
El presidente señaló que la planta de Texas agregaría 3,000 empleos de alta tecnología y que la construcción incluiría mano de obra sindicalizada.
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.