Publicidad

Telemundo Noticias

“Honro los sacrificios de mis padres inmigrantes y demuestro a los jóvenes que todo es posible en nuestro maravilloso y diverso país”, dijo Patricia Guerrero, una estadounidense de origen mexicano.

Patricia Guerrero, jueza de la Corte de Apelaciones del 4º Distrito de California, ha sido nominada para servir como jueza asociada de la Corte Suprema de California, anunció el martes el gobernador, Gavin Newsom.

De ser confirmada, Guerrero sería la primera latina en servir en la Corte Suprema de California.

“Me siento profundamente honrada por esta increíble oportunidad de defender el estado de derecho y tener un impacto positivo en las vidas de los californianos en todo el estado”, dijo Guerrero en un comunicado.

“Espero ayudar a inculcar la confianza en la igualdad y la integridad de nuestro sistema judicial, al tiempo que honro los sacrificios de mis padres inmigrantes y demuestro a los jóvenes que todo es posible en nuestro maravilloso y diverso país”, agregó.

Guerrero, de 50 años, es una jurista muy respetada, con una amplia experiencia como jueza de apelación, de primera instancia, socia de un importante bufete de abogados y fiscal adjunta de Estados Unidos, según la oficina de Newsom.

Hija de inmigrantes mexicanos, Guerrero es originaria de Imperial Valley, en el sur de California. A los 16 años, trabajó en una tienda de comestibles antes de graduarse en la escuela secundaria como co-valedictorian. Estudió en la Universidad de California, Berkeley, y en la Facultad de Derecho de Stanford, donde se licenció en Derecho.

Durante su estancia en la facultad, Guerrero participó activamente en la Asociación de Estudiantes de Derecho Latinos y ayudó a otros estudiantes en el centro de reclutamiento y retención.

Helen Iris Torres, directora ejecutiva de la organización sin ánimo de lucro Hispanas Organizadas por la Igualdad Política, celebró la posibilidad del nombramiento de Guerrero, calificándolo de “momento de progreso histórico”.

“La voz de la jueza Guerrero será fundamental cuando el más alto tribunal de California aborde temas vitales, incluyendo los que afectan directamente a los 7.7 millones de latinas del estado, que son los derechos reproductivos, la inmigración, la reforma de la justicia penal, las prácticas laborales discriminatorias, la educación y más”, dijo Torres en un comunicado.

Guerrero se desempeñó como asistente del fiscal federal en el Distrito Sur de California de 2002 a 2003. Posteriormente fue contratada como asociada en la firma Latham & Watkins y se convirtió en socia en 2006.

Ha servido como jueza de apelación desde 2017. Antes de su nombramiento en la Corte de Apelaciones del 4to Distrito, se desempeñó como jueza en la Corte Superior del Condado de San Diego desde 2013 hasta 2017.

En 2017, Guerrero también se desempeñó como jueza supervisora de la división de derecho de familia del tribunal.

“Una mente legal aguda y un jurista bien considerada, la amplia experiencia de la jueza Guerrero, su integridad, su profundo respeto por el estado de derecho y su compromiso de toda la vida con el servicio público la convierten en una candidata fenomenal”, dijo Newsom en un comunicado.

A la espera de su confirmación, Guerrero sustituirá al juez asociado Mariano-Florentino Cuéllar, que dejó el cargo el 31 de octubre.

La jueza también ha contribuido con su trabajo pro bono en el sistema de inmigración y en los tribunales de apelación, ayudando a los clientes en asuntos de inmigración, como las solicitudes de asilo, y protegiendo a las familias vulnerables litigando el cumplimiento de las leyes de vivienda justa, según la oficina de Newsom.

El nombramiento será sometido a la Comisión de Evaluación de Nombramientos Judiciales del Colegio de Abogados del Estado y confirmado por la Comisión de Nombramientos Judiciales.

 

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.