Publicidad

Univision Noticias

Un juez federal de Brookly, Nueva York, falló en contra de un recurso legal que solicitaba proceder a la adjudicación de unas 83,000 solicitudes nuevas del Programa de Acción Diferida de 2021 (DACA), retenidas por orden judicial en la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).

Una corte de Brooklyn, Nueva York, rechazó el miércoles una petición para que el servicio de inmigración procese y otorgue amparos de deportación a poco más de 80,000 dreamers que presentaron por primera vez sus solicitudes bajo el programa de Acción Diferida de 2012 (DACA).

En un fallo de 14 páginas, el juez Nicholas G. Garaufis explicó que los demandantes en el caso, conocido como Martín Batalla Vidal vs. Mayorkas, solicitaban modificar un fallo emitido el año pasado por un tribunal de Texas que suspendió parte del programa y dejó sin el beneficio a dreamers que no se habían inscrito desde que fue activado en 2012.

“Debido a que el demandante buscó una reparación que iba mucho más allá del propósito de la orden judicial dictada por la corte de distrito de Texas, este tribunal deniega la solicitud”, escribió Garaufis.

“El fallo significa que más de 83,000 dreamers que enviaron sus solicitudes por primera vez a la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) seguirán esperando que la agencia las procese y les envíe sus permisos de trabajo”, dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida.

“Seguirán estando en un limbo migratorio debido al fallo emitido el año pasado por un juez federal de Texas”, agregó.

El fallo de Texas

El 16 de julio de 2021 el juez federal Andrew S. Hanen, de la Corte de Distrito del Sur de Texas, falló que el gobierno podía mantener vivo el programa DACA, pero sólo para aquellos dreamers que se encontraban amparados de la deportación.

El gobierno apeló la sentencia, pero la Corte de Apelaciones del 5o Circuito negó el recurso y mantuvo vigente la decisión de Hanen hasta que finalice el juicio.

A su vez, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) planea desmantelar el programa y crear uno nuevo que cubriría a más del doble de los 700,000 indocumentados hasta ahora protegidos de la deportación, pero debe esperar a que primero finalice el proceso encabezado por una coalición de 9 estados republicanos encabezados por Texas.

El pasado 6 de julio la Corte de Apelaciones del 5º Circuito celebró una audiencia para decidir sobre el dictamen emitido por Hanen, que detuvo las nuevas inscripciones de DACA.

La USCIS tiene unas 83,000 solicitudes nuevas de DACA sin procesar debido a la orden emitida por Hanen. El resto, las renovaciones, sin embargo, “siguieron siendo procesadas, no fueron afectadas por el dictamen», dijo FWD.us, un grupo de presión integrado por líderes de la comunidad tecnológica.

En los 10 años de vigencia del programa “más de 800,000 jóvenes indocumentados han sido protegidos y muchos han completado sus títulos universitarios, comprado casas, abierto sus propios negocios y han brindado estabilidad a sus familias”, se lee en un informe elaborado por United We Dream (UWD), una de las principales organizaciones de soñadores en el país.

Demanda de Nueva York

En diciembre de 2020 la Corte de Distrito del Distrito Este de Nueva York ordenó al gobierno aceptar nuevas solicitudes de DACA, renovaciones y peticiones de libertad condicional anticipada basadas en los términos del programa de 2012.

Pero en julio de 2021 Hanen falló que el beneficio es ilegal, permitió las renovaciones, pero prohibió las solicitudes nuevas.

El 7 de julio de este año la Corte de Distrito Este de Nueva York escuchó los argumentos orales en el caso Batalla Vidal vs. Mayorkas, pero el miércoles el tribunal desestimó la petición y respaldó el fallo emitido por Hanen en julio del año pasado.

No es suficiente

Mientras las disputas legales se libran en los tribunales de justicia, United We Dream (UWD), una de las principales organizaciones de dreamers del país, reiteró que DACA “es correcto y legal, pero no suficiente”.

La organización volvió a urgir al Congreso y el presidente Joe Biden “para que tomen medidas y aprueben protecciones permanentes” para evitar la deportación de poco más de 700,000 soñadores amparados de la deportación y que reciben un permiso temporal de trabajo renovable cada dos años. Y también de los miles con solicitudes estancadas en la USCIS.

Tras la audiencia del 6 de julio en la Corte de Apelaciones del 5º Circuito, la organización dijo que “la incertidumbre legal en curso se produce como resultado del fallo del verano pasado de un juez federal en Texas a favor de poner fin parcial a DACA mediante el bloqueo de nuevas solicitudes por primera vez. Esto ha dejado a cientos de miles de jóvenes inmigrantes sin protección ante la amenaza de deportación”.

“Sabemos que DACA es correcto y esta contínua batalla legal deja las vidas de los beneficiarios de DACA, los jóvenes elegibles para DACA y sus familias con la amenaza de detención y deportación, pérdida de ingresos y mucho más”, dice Greisa Martínez Rosas, directora ejecutiva de UWD.

“No solo eso, sino que hay más de 80,000 jóvenes elegibles para DACA que solicitaron el programa por primera vez el año pasado, pero vieron sus solicitudes congeladas debido a los ataques de los políticos que quieren hacernos daño”, indicó, en referencia a la demanda entablada por Texas y otros ocho estados gobernados por republicanos.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.