Publicidad

Cristian Álvarez continúa con su proceso de recuperación de la rotura de fibras de grado II en el isquiotibial de la pierna derecha que sufrió en el partido contra Las Palmas. El portero se lesionó el pasado 3 de noviembre y el tiempo de baja estimado está fijado en un mes, pero el club está poniendo todo de su parte para que el argentino acelere su puesta a punto.

Los servicios médicos del Real Zaragoza han decidido incorporar un tratamiento complementario para intentar mejorar la recuperación de su lesión y desde este mismo lunes, Cristian ha realizado la primera sesión terapéutica en una cámara hiperbárica en el Hospital Militar de Zaragoza.

Según explica el club maño «este es un tratamiento médico no invasivo que consiste en la administración de oxígeno en alta concentración (un 98% cuando el que respiramos con aire ambiente es del 21% ) dentro de un recinto (cámara hiperbárica) sometido a una presión mayor a la atmosférica (hasta tres veces mayor)».

Acelera la recuperación

Además, el doctor Ireneo De los Mártires, jefe de los servicios médicos de la entidad blanquilla asegura que «de esta manera se consigue que el oxígeno, habitualmente transportado por la hemoglobina dentro de los glóbulos rojos, gracias a la cámara hiperbárica se transporte también disuelto en el plasma sanguíneo (líquido de la sangre), produciendo una mayor oxigenación de todos los tejidos de nuestro organismo. Con ello se intenta reducir el edema, los fenómenos inflamatorios que se producen en este tipo de lesiones, mejorando su cicatrización y acelerando la recuperación».

La cámara hiperbárica que ahora comienza a utilizar Cristian Álvarez es habitual en algunas disciplinas deportivas, especialmente las vinculadas al mundo del motor o del atletismo, ya que también ayuda a combatir la fatiga muscular.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.