Publicidad

Univision Noticias

A horas de finalizar el cierre de las fronteras decretado el año pasado por el coronavirus, la Patrulla Fronteriza dijo que la prohibición a viajes no esenciales sigue vigente, pero esta vez no hay fecha de término. Esta semana altos funcionarios de los gobiernos de Washington y México acordaron agilizar trabajos para reabrirla paulatinamente a medida que avanza el control de la pandemia. Canadá, mientras tanto, extendió el cierre hasta el 21 de julio.

Tres días antes del vencimiento del cierre de las fronteras con México y Canadá a viajes no esenciales, la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) anunció que las medidas de salud pública decretadas el año pasado por la pandemia del coronavirus “siguen vigentes”.

La agencia federal dijo en su cuenta de la red social Twitter que “la restricción temporal de viajes no esenciales a través de los puertos de entrada terrestres de EEUU sigue vigente”.

El anuncio agrega que “los viajes esenciales y el comercio continúan sin impedimentos”.

A quién afecta y a quién no

De acuerdo con el anuncio, las restricciones de viaje impactan:

A quiénes afecta

La orden limita y suspende la entrada a Estados Unidos de aquellos extranjeros que:

·      Están fuera de los Estados Unidos durante la fecha de vigencia de la proclama;

·      No tienen una visa de inmigrante que sea válida en la fecha de vigencia de la prohibición;

·      No tengan un documento de viaje oficial que no sea una visa (como una carta de transporte, una hoja de embarque adecuada o un documento de permiso de entrada anticipado) que sea válido durante la fecha de vigencia de esta proclamación o emitido en cualquier fecha posterior que permita a él o ella viajar a Estados Unidos y buscar la entrada o admisión al país.

Quiénes están exentos

La orden no aplica a:

·      Residentes legales permanentes;

·      Cualquier extranjero que desee ingresar a Estados Unidos con una visa de inmigrante como médico, enfermero u otro profesional de la salud, para realizar investigaciones médicas u otras investigaciones destinadas a combatir la propagación de covid-19 o para realizar un trabajo esencial para combatir, recuperarse o aliviar los efectos del brote de covoid-19, según lo determine el Secretario de Estado, el Secretario de Seguridad Nacional o sus respectivos designados; y cualquier cónyuge e hijos solteros menores de 21 años de cualquier extranjero que esté acompañando o siguiendo para unirse al extranjero;

·      Cualquier extranjero que sea cónyuge de un ciudadano de los Estados Unidos;

·      Cualquier extranjero menor de 21 años y que sea hijo de un ciudadano de Estados Unidos, o que sea un posible hijo adoptado que intente ingresar a Estados Unidos de conformidad con las clasificaciones de visa IR-4 o IH-4;

·      Cualquier extranjero cuya entrada sea más importante para los objetivos de aplicación de la ley de Estados Unidos, según lo determine el Secretario de Estado, el Secretario de Seguridad Nacional o sus respectivos designados, según una recomendación del Fiscal General o su designado;

·      Cualquier miembro de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y cualquier cónyuge e hijos de un miembro de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos;

·      Cualquier extranjero que desee ingresar a los Estados Unidos de conformidad con una visa especial de inmigrante en la clasificación SI o SQ, sujeto a las condiciones que el Secretario de Estado pueda imponer, y cualquier cónyuge e hijos de cualquier individuo;

·      Cualquier extranjero cuya entrada sea de interés nacional, según lo determine el Secretario de Estado, el Secretario de Seguridad Nacional o sus respectivos designados.

·      Personas que viajan por motivos médicos propósitos (por ejemplo, recibir atención médica tratamiento en los Estados Unidos);

·      Personas que viajan para asistir Instituciones educacionales;

·      Personas que viajan para trabajar en Estados Unidos (por ejemplo, personas que trabajan en la industria agrícola o agrícola que debe viajar entre Estados Unidos y México en apoyo de tal trabajo);

·      Personas que viajan por emergencia respuesta y fines de salud pública (por ejemplo funcionarios gubernamentales o socorristas que ingresan a los Estados Unidos para apoyar a las organizaciones federales, estatales, locales, tribales o esfuerzos del gobierno territorial para responder a la pandemia del COVID-19 u otras emergencias);

·      Personas involucradas en el comercio transfronterizo legal (por ejemplo, conductores de camiones apoyando el movimiento de carga entre Estados Unidos y México);

·      Personas que participan en actividades oficiales viajes gubernamentales o viajes diplomáticos;

·      Personas que viajan por motivos médicos propósitos (por ejemplo, recibir atención médica tratamiento en los Estados Unidos);

·      Personas que viajan para asistir Instituciones educacionales;

·      Personas que viajan por emergencia respuesta y fines de salud pública (por ejemplo funcionarios gubernamentales o socorristas que ingresan a los Estados Unidos para apoyar a las organizaciones federales, estatales, locales, tribales o esfuerzos del gobierno territorial para responder al COVID-19 u otras emergencias);

·      Personas involucradas en el comercio transfronterizo legal (por ejemplo, conductores de camiones apoyando el movimiento de carga entre Estados Unidos y México); y

·      Personas que participan en actividades oficiales viajes gubernamentales o viajes diplomáticos.

A diferencia de otros anuncios de cierre, que tenían una fecha de expiración, esta vez el CBP solo mencionó que las prohibiciones seguían “vigentes”.

El aviso anterior fue hecho la tercera semana de mayo por espacio de 30 días, que vencen el 21 de junio. La medida fue adoptada por primera vez en marzo del 2020, cuando el país cerró sus fronteras como parte de la batalla para frenar los contagios del covid-19 y controlar la pandemia, que a la fecha ha cobrado más de 600,000 vidas en Estados Unidos.

El gobierno tampoco ha revertido la imposición del Título 42 del Código de Estados Unidos en la frontera sur, que permite la expulsión acelerada de extranjeros por razones de salud pública
Para evitar nuevos contagios de covid-19.

La política data desde 1944 y hasta ahora no se había utilizado. Detractores de la medida señalan que el gobierno de Donald Trump la utilizó como parte de su política de tolerancia cero para impedir la entrada de extranjeros con y sin documentos.

El viaje de Mayorkas

A principios de esta semana el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, viajó a México para celebrar un encuentro con el canciller Marcelo Ebrad y otros altos funcionarios de ese país, con el objetivo, entre otros, de estudiar la paulatina reapertura de la frontera entre ambos países.

Tras la visita, Mayorkas dijo que las conversaciones incluyeron “una amplia gama de cuestiones, incluida nuestra salida de la pandemia, la facilitación del comercio y los viajes lícitos, la seguridad fronteriza, la lucha contra el tráfico de estupefacientes y la construcción de vías seguras y legales para aquellos buscando ayuda humanitaria”.

Los funcionarios también trataron facilitar el comercio y los viajes legítimos, incluida la forma de aliviar de manera segura las restricciones actuales relacionadas con la pandemia en los viajes a través de nuestra frontera terrestre compartida”.

Funcionarios mexicanos citados por medios locales indicaron que la frontera entre ambos países iba a ser reabierta “paulatinamente”, una de las razones por la que el anuncio hecho por el CBP no tiene fecha de término.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.