Publicidad

Univision Noticias

El presidente Joe Biden firma una orden ejecutiva este miércoles por la tarde para convertir el acoso sexual en un delito bajo el Código Uniforme de Justicia Militar, parte de los cambios históricos en la ley militar derivados del asesinato de la especialista del ejército Vanessa Guillén, de 20 años, en abril de 2020.

En virtud de la nueva ley, los comandantes quedarán al margen de las decisiones de enjuiciamiento en los casos de abuso sexual. En su lugar, cada rama militar establecerá una nueva Oficina de Juicios Especiales para supervisar esos casos que será independiente de la cadena de mando.

La medida se produce después de que el Congreso aprobara en diciembre importantes cambios en la forma en que las fuerzas armadas procesan los delitos graves, entre ellos las violaciones y las agresiones sexuales. El Congreso dio a Biden 30 días para aprobar los cambios.

La orden ejecutiva también «reforzará la respuesta del ejército» a la violencia doméstica y a los casos de miembros del servicio que comparten «imágenes visuales íntimas» sin permiso, dijo la Casa Blanca.

Guillén estaba asignada a Fort Hood, Texas, cuando fue asesinada por otro soldado. La familia de Guillén dijo que se enfrentó al acoso sexual en la base, pero que tenía demasiado miedo para denunciarlo. Su caso puso de manifiesto una serie de casos de abuso sexual en las bases militares y dio lugar al hashtag #IamVanessaGuillen (Soy Vanessa Guillén) cuando otros miembros del Ejército compartieron sus propias historias de acoso y agresión sexual.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.