Publicidad
Telemundo Noticias
Horas después de que la hija de 2 años de Melissa Lucio muriera en 2007, los Rangers de Texas llevaron a Lucio a una sala de interrogatorios donde le gritaron, la amenazaron y le mostraron fotos de su hija muerta, dijeron sus abogados.
Los Rangers creían que Lucio había matado a Mariah el 17 de febrero de 2007, y alegaron que su falta de contacto visual y sus hombros caídos eran signos de que era culpable, según una petición de clemencia presentada el 22 de marzo. Una opinión del tribunal de apelación detalla cómo un investigador dijo que “sabía que ella había hecho algo” por su comportamiento.
El interrogatorio, que duró varias horas, terminó con la coacción de Lucio para que confesara, según su equipo legal, argumentando que sus experiencias pasadas de abuso físico y agresión sexual la hicieron susceptible de asumir la responsabilidad de la muerte de su hija, aunque, según ellos, era inocente.
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.