Publicidad

Telemundo Noticias
Los estados o condados decidirán cuando reabrir sus jurisdicciones según las recomendaciones de Trump aunque antes de hacerlo, los estados deben asegurarse de que haya un declive de casos confirmados de Covid-19 durante un período de 14 días.

El gobierno del presidente Donald Trump anunció el jueves nuevas directrices para reactivar la economía del país azotada por el coronavirus, dejando en manos de los estados o condados la decisión sobre cuando hacerlo. Las recomendaciones no dan fechas para la reactivación, aunque Trump dijo a los gobernadores en una conferencia telefónica que algunos estados podrían reabrir el comercio para el 1 de mayo o incluso antes.

También establecen una serie de normas para que los estados tomen sus propias decisiones al respecto, contrario a las insistencias de Trump de que él tenía la autoridad para ordenar a los gobernadores a reactivar sus estados.

Antes de reactivar la economía, los estados deben de asegurarse de que haya un declive de casos confirmados de covid-19 durante un período de 14 días, la misma recomendación que han dado expertos de salud. En la primera fase de la reapertura, en los estados que cumplan ciertas pautas, la gente seguiría manteniendo las recomendaciones actuales de distanciamiento social, las escuelas seguirían cerradas, pero los empleadores podrían animar a sus trabajadores a laborar a través de la internet. Algunos negocios como restaurantes, gimnasios, cines y templos podrían abrir bajo estrictas medidas de distanciamiento, pero los bares seguirían cerrados.

En la segunda fase bajo las mismas pautas, las escuelas podrían reabrir y la gente se podría reunirse siempre y cuando se evite hacerlo en grupos de más de 50 personas.

En la tercera fase en estados sin evidencias de posibles rebrotes, los trabajadores podrían regresar a sus centros laborales sin restricciones. También se podría reanudar las visitas a hospitales, permitir concentraciones de muchas personas con pocas medidas de distanciamiento social y los bares podrían reabrir bajo ciertas condiciones. Trump ha estado ansioso por reactivar la economía, a cuya marcha vincula su campaña de reelección presidencial, pero muchos gobernadores y funcionarios públicos han sido más cautelosos y han advertido sobre los peligros de un rebrote o de empeorar la situación con una reapertura apresurada.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.