Publicidad
Univision Noticias
Los estudiantes de las escuelas de California recibirán uno o dos kits de pruebas de coronavirus para realizar en casa como parte de un esfuerzo para garantizar que estén libres de virus después de las vacaciones.

LOS ÁNGELES, California.– El gobernador de California, Gavin Newsom, anunció medidas para mitigar la propagación del coronavirus y la amenaza por la nueva variante ómicron. Entre los lineamientos, los estudiantes de escuelas públicas del estado recibirán pruebas de covid-19 para ser realizadas en casa antes de regresar a las escuelas.

Newsom dijo que el estado ha adquirido 6 millones de pruebas que se distribuirán en el estado dorado y que serán entregadas a los estudiantes de kinder al grado 12. Para el gobernador mantener las escuelas primarias y secundarias abiertas es una prioridad.

El lineamiento busca que los estudiantes regresen a las escuelas con la seguridad de estar libres de covid, dijo Newsom. Además, aseguró que la medida permitirá que los alumnos «obtengan esos resultados rápidamente para estar seguros de que cuando regresen en persona lo estén haciendo de manera segura, sabiendo que no han contraído la enfermedad durante las vacaciones».

El anuncio se dio a conocer con el apoyo de varias instituciones y organizaciones que agrupan a educadores y empleados de las escuelas en California. Más detalles sobre lo que deben hacer los padres cuando reciban los kits de pruebas se revelarán próximamente.

El departamento de salud del condado de Los Ángeles reportó 6,509 casos de coronavirus este miércoles, un número dos veces más alto que el reportado hace tan solo un día. La variante ómicron sigue propagándose con 162 casos confirmados.

«Este fuerte aumento, uno de los más pronunciados que hemos visto en el transcurso de la pandemia, refleja el incremento de la circulación de ómicron y la rápida aceleración de la transmisión asociada con esta variante», informó el departamento de salud.

De acuerdo con Ferrer, las enfermedades graves y las hospitalizaciones ocurrirán principalmente entre las personas no vacunados, pero no se descartan contagios entre personas que ya fueron inoculadas.

Las hospitalizaciones podrían abrumar fácilmente los sistemas hospitalarios que enfrentan más problemas de personal que durante la ola de contagios de COVID-19 ocurrida en el invierno del 2020.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.