Publicidad

Telemundo Noticias

Se espera que el huracán, actualmente de categoría 3, alcance vientos arrasadores de 130 millas por hora antes de azotar la zona de Fort Myers. En Key West se registran fuertes rachas. Miles de personas se mantienen sin electricidad en el oeste de Cuba.

Ian, un huracán de categoría 3, se encuentra a unas 210 millas (340 kilómetros) de Punta Gorda, Florida, y avanza en dirección norte a una velocidad lenta de solo 10 millas por hora, lo que intensificará los efectos de las marejadas y lluvias cuando alcance la costa.

Hasta la tarde del martes llevaba vientos de hasta 120 mph (195 kph) y seguirá fortaleciéndose mientras avanza por las aguas cálidas del golfo de México.

El Aeropuerto Internacional de Key West, en el sur de Florida, ha comenzado a registrar rachas de viento de hasta 60 mph a medida que el fenómeno se acerca a la costa estadounidense del golfo, tras colapsar el sistema electroenergético de Cuba y dejar a la isla en apagón total.

Los residentes de Florida se preparan para el embate del que podría llegar a ser un «monstruoso» huracán de categoría 4. En las últimas 24 horas Ian se ha fortalecido en más de un 60%, solo otras 30 tormentas en la historia han ganado fuerza tan rápido, algo que los meteorlógos esperan que sea más frecuente debido a la emergencia climática.

Los últimos pronósticos del NHC indican que la trayectoria más probable del huracán lo llevará a tocar tierra el miércoles por la noche en el occidente de Florida, entre Bonita Beach y Longboat Key, una zona ubicada al sur de la bahía de Tampa (donde se creía que haría el primer impacto, aunque sigue siendo uno de los puntos más vulnerables).

“Todavía hay incertidumbre sobre dónde tocará tierra exactamente, pero tengan en cuenta que los impactos irán mucho más allá de donde toque tierra el ojo de la tormenta. En algunas zonas, habrá inundaciones catastróficas y marejadas ciclónicas mortales”, afirmó en rueda de prensa el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

El mandatario republicano, quien declaró el estado de emergencia el fin de semana, exhortó a los más de 2.5 millones de residentes que se encuentran bajo diversos tipos de órdenes de evacuación que atiendan las recomendaciones de las autoridades y acudan a los refugios designados o se trasladen a otras zonas seguras.

«La madre naturaleza es un adversario formidable, así que por favor haga caso de las advertencias», declaró. «No necesitan evacuar a otro estado. No necesitan trasladarse cientos de millas. Hay refugios abiertos en todos estos condados ahora», agregó.

La principal preocupación de las autoridades son las marejadas ciclónicas que pueda provocar Ian, ya que históricamente son la principal causa de muerte durante una tormenta. Los condados que podrían verse más afectados por las marejadas son Hillsborough, Pinellas y Pasco, desde las ciudades de Naples hasta Saratosa, incluyendo a Fort Myers. En las zonas bajas de estas localidades la marea podría elevarse hasta 12 pies. Se esperan marejadas de entre 5 y 8 pies para la zona de la bahía de Tampa.

Se espera que caigan entre 12 y 16 pulgadas de lluvia en el centro occidente de Florida entre el martes y el jueves; entre cinco y 10 pulgadas en el noreste y entre 4 y 6 pulgadas en el sur del estado, según el último reporte del NHC.

El ciclón se moverá al norte del estado el viernes llevando fuertes lluvias a esa zona y se espera que continúe su avance el sábado y el domingo sobre Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte. El gobernador de Georgia, Brian Kemp, decretó estado de emergencia.

El meteorólogo de Noticias Telemundo, Carlos Robles, apuntó que se están dando las condiciones para que «una tormenta perfecta» sacuda Tampa, una zona que no ha visto un huracán mayor desde hace casi un siglo.

«Tampa es la ciudad más vulnerable a la marejada ciclónica en todos los sentidos, porque está rodeada de dos terceras partes de agua», explicó, «así que en la bahía, cuando el viento empiece a soplar fuerte, toda esa agua va a ir tierra a dentro y la lluvia que caiga no va a poder drenar de forma efectiva».

El huracán golpea el oeste de Cuba

Más de 130,000 personas tuvieron que evacuar sus viviendas en Cuba por el paso de Ian, principalmente en el occidente de la isla, al tiempo que las autoridades locales enviaban personal de emergencia y médico a responder a la zona de desastre.

Cientos de estructuras sufrieron daños, los vientos derribaron árboles y líneas eléctricas en Pinar del Río dejando a más de un millón sin energía eléctrica, pero hasta ahora no se han reportado víctimas fatales.

Alimentos, arena y madera para las ventanas

Mientras la tormenta se dirigía a Florida, las compañías petroleras evacuaron a los trabajadores de las plataformas de aguas profundas en el Golfo de México, los aeropuertos de Tampa y el condado de Pinellas anunciaron que cerrarían el martes, y American Airlines anunció exenciones de viaje para 20 aeropuertos de Florida y el Caribe.

El equipo de fútbol americano de los Tampa Bay Buccaneers anunció que trasladó temporalmente sus operaciones al condado de Miami-Dade.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.