Publicidad

Univision Noticias

El gobierno contempla otorgar a los fiscales de inmigración poderes discrecionales para que desestimen la deportación de inmigrantes de baja prioridad que no constituyan una amenaza a la seguridad pública y nacional de Estados Unidos, revela un reporte del diario The New York Times este lunes.
La decisión forma parte de una estrategia que elabora el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que será implementada en respuesta a la eliminación del Título 42 en la frontera con México a partir del 23 de mayo.El gobierno y los detractores de la decisión de revertir la política de salud pública activada en marzo de 2020 por el gobierno de Donald Trump anticipan una crisis en la frontera sur con la llegada de miles de migramtes en busca de asilo.
El otorgamiento de poderes adicionales a los fiscales de inmigración no solo evitaría aumentar el atasco en la Corte de Inmigración (EOIR) que a finales de febrero acumulaba más de 1.7 millones de casos, sino que “podría reducir significativamente la acumulación de casos de asilo y deportación, ya que la administración de Biden anticipa una gran oleada de inmigrantes que cruzan la frontera”, dijo el periódico.
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.