Publicidad

AP News

WASHINGTON (AP) – La Corte Suprema dictaminó el martes que el gobierno puede detener indefinidamente a ciertos inmigrantes que dicen que enfrentarán persecución o tortura si son deportados a sus países de origen. Sobre el disenso de tres jueces liberales, el tribunal sostuvo 6-3 que los inmigrantes no tienen derecho a una audiencia sobre si deben ser liberados mientras el gobierno evalúa sus reclamos.

El juez Samuel Alito escribió para el tribunal que «esos extranjeros no tienen derecho a una audiencia de fianza». El caso involucra a personas que habían sido deportadas anteriormente y, cuando fueron detenidas después de volver a ingresar ilegalmente a los Estados Unidos, afirmaron que serían perseguidas o torturadas si las devolvían.

Un oficial de inmigración determinó que los inmigrantes tenían un «temor razonable» por su seguridad si regresaban a sus países, poniendo en marcha un proceso de evaluación que puede llevar meses o años. La cuestión para el tribunal era si el gobierno podía retener a los inmigrantes sin que un juez de inmigración interviniera.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.