sábado, octubre 1, 2022
Publicidad
Inicio Nacional La Corte Suprema elimina la protección constitucional del derecho al aborto al...

La Corte Suprema elimina la protección constitucional del derecho al aborto al anular el dictamen histórico de Roe v. Wade

127
0
Publicidad

Telemundo Noticias

La decisión judicial deja a los estados la autonomía de decidir qué legislación imponer en su territorio sobre la interrupción del embarazo. Así puede quedar el mapa del aborto ahora.

La Corte Suprema tomó este viernes la histórica decisión de anular el reconocimiento del derecho al aborto a nivel federal en Estados Unidos al revertir la sentencia del caso Roe v. Wade, por lo que a partir de ahora serán los estados los que decidirán qué legislación imponer en su territorio sobre la interrupción del embarazo.

Tal y como se desprendía del borrador del veredicto filtrado por la web informativa Politico a principios de mayo, el máximo tribunal se inclinó por suprimir este derecho constitucional refrendado por su histórico dictamen desde 1973.

Aunque nunca ha existido una ley sobre aborto en la Constitución, la Corte Suprema lo reconoció hace casi 50 años como un derecho en el caso Roe v. Wade. Es decir, dejó asentado que las mujeres tienen derecho a elegir si continuar o poner fin a su embarazo.

Su dictamen de este viernes revisa ese antecedente al analizar una demanda por una ley de Mississippi de 2018 que establece que en ese estado no se puede abortar más allá de la semana 15.

La corte votó 5-4 para anular Roe y 6-3 para mantener la norma de Mississippi.

El histórico veredicto no significa que el aborto sea ilegal. Sin embargo, ahora ya no existe una protección federal para el acceso al procedimiento. El debate y la batalla en torno al tema se traslada así directamente a los estados, que deben decidir si lo permiten o no. Así es como expertos han anticipado que puede verse el derecho en Estados Unidos en un mundo posterior a Roe v. Wade.

De acuerdo con un análisis de Center for Reproductive Rights, el aborto está protegido en más de una veintena de estados por leyes o constituciones locales, como en Florida, Main e Illinois, aunque haya restricciones para realizar el procedimiento (como un límite de semanas). En estos lugares seguirá siendo legal.

Dentro de este grupo, hay ocho estados que han sancionado legislación que expanden el acceso a los servicios de salud reproductiva, como en California, Connecticut, Nueva Jersey y Nueva York.

[Estos son los riesgos para la salud de las mujeres al anular Roe v. Wade]

Sin embargo, se calcula que prácticamente la mitad de los estados prohibirán o limitarán en gran medida el acceso al procedimiento, ya sea porque tienen leyes que entran en vigor de forma automática con la anulación de Roe v. Wade o porque ya han intentado restringir el derecho anteriormente. Entre ellos están Texas, Louisiana, Mississippi, Arkansas y Oklahoma.


Una activista por el derecho al aborto grita mientras es arrestada en una protesta frente a la Corte Suprema el 14 de junio de 2022 en Washington D.C.
Una activista por el derecho al aborto grita mientras es arrestada en una protesta frente a la Corte Suprema el 14 de junio de 2022 en Washington D.C.Nathan Howard / Getty Images

Por qué se tomó esta decisión

Los jueces Samuel Alito -quien redactó el dictamen-, Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett respaldaron anular el derecho al aborto. Estos tres últimos jueces fueron designados por el expresidente Donald Trump. Thomas votó por primera vez para suprimir Roe hace 30 años.

Los magistrados Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan -el ala liberal del tribunal- se mostraron en desacuerdo.

En el fallo, Alito escribió que Roe y Planned Parenthood v. Casey, la decisión de 1992 que reafirmó el derecho al aborto, son erróneos desde el día en que se aprobaron y deben ser anulados.

«Sostenemos que Roe y Casey deben ser anulados. La Constitución no hace referencia al aborto, y ningún derecho de este tipo está implícitamente protegido por ninguna disposición constitucional”, señaló el magistrado.

De su lado, Breyer, Sotomayor y Elena Kagan, no estuvieron de acuerdo: «Con dolor -por esta Corte, pero más aún, por los muchos millones de mujeres estadounidenses que hoy han perdido una protección constitucional fundamental- disentimos».

Las latinas, entre las qué más afectadas

La decisión de la Corte Suprema afectará en gran medida a comunidades minoritarias y pone en peligro la vida de millones de personas, han advertido expertos.

Las latinas se verían impactados de manera desproporcionada, al igual que las personas de bajos recursos y los pertenecientes a la comunidad LGBTQ, al imponer riesgos graves a su salud y convertirse en un precedente peligros para otras protecciones civiles”, aseguró la Hispanic Federation cuando se filtró el borrador de la Corte Suprema.

Los expertos habían advertido que revertir el derecho al aborto no impediría que se siga practicando, ni reduciría su tasa. Al contrario, pondría en peligro la vida de millones de mujeres, principalmente las de menos recursos o las que pertenecen a minorías como la latina.

[¿Qué significaría el fin de Roe v. Wade para el acceso a la píldora abortiva?]

Desde que en los últimos años un gran número de estados han adoptado restricciones que complican esta práctica, se ha reportado que las mujeres que desean interrumpir su gestación se desplazan a otros territorios donde el procedimiento es más accesible.

Hasta ahora, 44 estados prohíben el aborto después de un punto específico del embarazo. La mayoría toma como criterio la llamada viabilidad del feto (el momento del embarazo cuando un feto se ha desarrollado lo suficiente como para poder sobrevivir fuera del útero con ayuda médica), que se calcula es alrededor de las 24 semanas de embarazo.

[Algunas religiones apoyan el derecho al aborto. Sus líderes hablan al respecto]

Sin embargo, las que no pueden costear los gastos que implican viajar a otro estado buscan otros métodos para abortar, lejos de un entorno médico o en clínicas clandestinas.

El significado de Roe v Wade

El fallo de Roe v. Wade por parte de la Corte Suprema en 1973 supuso un antes y un después en los derechos reproductivos de las mujeres en Estados Unidos.

Jane Roe fue el pseudónimo que uso Norma McCorvey, una joven de 22 años, soltera y sin trabajo, que intentó interrumpir su tercer embarazo en 1969 en Texas al afirmar que había sido violada. Sin embargo, la ley estatal no se lo permitió al amparar únicamente a las mujeres cuya gestación ponía en peligro su vida.

McCorvey, que dio en adopción a su hija tras dar a luz, llevó su caso hasta la Corte Suprema y con ello al fiscal de distrito del condado de Dallas, Henry Wade, que le impidió abortar.

Tras escuchar su caso y el de Sandra Bensing, una joven de 20 años de Georgia con una experiencia similar a la suya, los magistrados determinaron por 7-2 que ambos estados no tenían la potestad de prohibir los abortos y que la Constitución protegía el derecho de las mujeres a interrumpir su gestación.

“[El caso] Roe estaba terriblemente equivocado desde el inicio”, afirmó, sin embargo, el juez Samuel Alito, un miembro de la mayoría conservadora, en el borrador que anticipó que el fallo podía ser anulado.

“Sostenemos que Roe y Casey deben ser anulados”, agrega, haciendo referencia al caso de 1992 de Planned Parenthood v. Casey, que afirmó el caso de Roe como un derecho constitucional a los servicios de aborto, pero permitió a los estados imponer algunas restricciones a la práctica. “Es hora de hacer caso a la Constitución y devolver el tema del aborto a los representantes electos del pueblo”.

«Lejos de lograr un consenso nacional en torno al tema del aborto atizaron el debate y profundizaron en la división” de la sociedad al respecto, consideró.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.