Publicidad

23 abc
La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha anunciado una suspensión temporal de todas las reuniones públicas en medio de la pandemia de coronavirus.
En un anuncio publicado el jueves, la iglesia declaró que todos los servicios públicos de culto, reuniones, conferencias y actividades serían cancelados, con efecto inmediato.
«Hemos considerado el consejo de los líderes locales de la Iglesia, funcionarios del gobierno y profesionales médicos, y hemos buscado la guía del Señor en estos asuntos», decía la declaración.
La iglesia instó a los líderes a celebrar reuniones de liderazgo esenciales a través de la tecnología y a coordinarse con otros líderes para que el sacramento esté disponible para los miembros al menos una vez al mes.
La iglesia había anunciado recientemente que su Conferencia General en abril solo se distribuirá electrónicamente sin audiencia pública. Ciertos misioneros también han sido enviados a casa o reasignados en las áreas del mundo más afectadas por el brote, y los templos también han sido cerrados en algunas áreas.
El anuncio del jueves no especificó si los otros templos de la iglesia en todo el mundo estarían cerrados.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.