Publicidad

Telemundo Noticias

 Pfizer cree que hará falta una cuarta dosis de vacuna

«Sabemos que la duración de la protección no es muy larga”, dice la farmacéutica mientras China impide salir de casa a millones de personas y en Europa se registran récords de casos.

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, cree que hará falta recibir una nueva dosis de refuerzo de su vacuna contra el COVID-19 (la cuarta en total) debido a la aparición de nuevas variantes del coronavirus y que «la duración de la protección no es muy larga», según afirmó este domingo en una entrevista en la cadena CBS.

Los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) indicaron en febrero que la protección de la vacuna para evitar la hospitalización y muerte cayó del 91% al 78% a los cuatro meses de recibir el refuerzo.

El principal experto en enfermedades infecciosas, Anthony Fauci, dijo que la necesidad de otra dosis de refuerzo “se está vigilando cuidadosamente”. Los casos en Estados Unidos llevan semanas cayendo, y todos los estados han levantado o aliviado los mandatos de vacunación y mascarilla, pero lo que está sucediendo ahora en China y Europa hace temer una nueva oleada de contagios por la nueva subvariante de ómicron que se extiende por todo el mundo.

China reportó este domingo 2,125 nuevos casos en 58 ciudades de 19 de sus 31 provincias continentales, y suma más de 10,000 desde la nueva oleada a principios de marzo, la peor desde el inicio de la pandemia en Wuhan a fines de 2019, según informó la cadena CNN.

Siguiendo su política de «tolerancia cero», las autoridades chinas ha puesto en cuarentena dos grandes urbes (Changchun y Shenzhen) que suman 26 millones de habitantes, a los que no se les permite salir de sus hogares.

Estos cierres están afectando a la producción industrial, agravando la falta de suministros en todo el mundo, principal causa de la inflación descontrolada en EE.UU. Foxconn, el mayor fabricante de productos de Apple en China, cerró sus fábricas en Shenzhen.

El aumento de contagios también está afectando a Europa, según datos de la Universidad Johns Hopkins: Alemania, Italia, Suiza, Reino Unido y los Países Bajos registraron un importante aumento de casos la semana pasada, y en algunos casos, de hospitalizaciones.

«La [nueva] ola en Europa podría replicarse también en Estados Unidos», afirmó Ogbonnaya Omenka, profesor de la Facultad de Farmacéutica de la Universidad Butler, al diario USA Today.

En Estados Unidos los casos han caído hasta menos de 35,000 diarios, la tasa más baja desde julio, según los CDC, pero sólo el 44% de la población ha recibido la dosis de refuerzo, imprescindible según las autoridades médicas para hacer frente a ómicron.

Detrás de este aumento de contagios en China y en Europa se esconde la nueva variante BA.2 del coronavirus, apodada como sigilosa, que algunos estudios indican que es un 30% más contagiosa que la anterior y suma el 12% de los casos en EE.UU, según los CDC.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.