Publicidad

Fabiola Navarrete/Tu Tiempo Digital

Hola a todos espero que se sientan abrazado por el Señor y que después de escuchar este mensaje que Él ha puesto en mi corazón se ensanche su Fé.

Hoy quiero que todos imaginemos que tenemos dibujada en la frente una letra “V” de victoria, de vencedores y que nada de lo ocurre a nuestro alrededor logre borrarnos esa letra que ya ha sido grabada en nosotros con la sangre de Cristo.

En Romanos 8:28 dice: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”.

Cuando estamos en medio de una tormenta, es más fácil escuchar el sonido del viento y las olas de nuestras circunstancias que mantenernos enfocados en Jesús y en las promesas registradas en su Palabra. Quizás usted no comprenda lo que Dios está haciendo ahora mismo, pero tarde o temprano lo verá.

Todos tenemos un Propósito. En el momento en que aceptamos a Jesús como nuestro Señor y Salvador, es Él, quien a través del Espíritu Santo, nos va revelando ese propósito. 

En este mismo capítulo 8 de Romanos, el apóstol Pablo nos recuerda que Dios entregó a su propio hijo por nosotros, quien murió, resucitó y está sentado a la derecha del Padre intercediendo día y noche por nosotros. Con este acto nos dio la mayor prueba de amor y es por eso que sólo Él es quien puede librarnos de “todo” y hacer que incluso, aquello que hoy parece una tragedia, se vuelva una bendición en nuestra vida.

Ahora quiero leer versículo 37 que dice: “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”. Esa es la “V” de la que les hablaba. Es Dios quien pelea nuestras batallas pero es tan bondadoso que nos da la victoria a nosotros. Sin embargo, nosotros debemos ser siempre agradecidos y darle  todo el crédito a Nuestro Padre. Nunca olvidemos decir: Gloria a Dios!!!

Les comparto que apenas hace unos días tuve unos síntomas parecidos a los del COVID. Mi malestar físico aumentó al ver a mi familia tan preocupada y tomando ya decisiones como si ya el resultado hubiera sido positivo. Es comprensible que las personas que nos aman se preocupen a este grado, y debemos ser muy prudentes para no lastimarlos. Fue difícil no contagiarme de esos pensamientos negativos y mantener, aún con mi debilidad física, mi espíritu fuerte. Nadie dijo que defender nuestra Fé fuera una tarea sencilla pero sí es posible. Es Dios quien nos recompensará por mantenernos firmes en sus promesas.

Tuve también la bendición de contar con el apoyo de personas que oraron conmigo y por mí, además de mantener mi espíritu elevado. Pero sobre todo, tuve el abrazo y consuelo de mi Padre Eterno y fue eso lo que en verdad logró fortalecerme. 

Antes de ver los resultado de mi prueba de COVID me hinqué a orar y le dije al Señor: “Padre, yo sólo quiero que se haga tu Voluntad, si es negativo te lo agradeceré mucho y si es positivo también porque sé que tú seguirás a mi lado y me protegerás a mí y a toda mi familia. Al leer que el resultado fue negativo, no pude contener las lágrimas de agradecimiento y dije: Gloria a Ti Señor Jesús!”.

En esos días en los que me sentí mal físicamente, se me vino a la mente justo esta palabra con la que voy a terminar este mensaje, yo le repetí a Dios que nada me separaría de su amor. Pero lo leeremos de manera literal como dice en Romanos 8:38: “Ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosas creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor Nuestro.

Cuando comprendemos en toda su magnitud estas palabras, es ahí cuando ya nada ni nadie nos logra separar de Nuestro Creador. Es justo ahí cuando podemos decir: Estoy firme en la Roca. Esa roca es Cristo.

Uno de los anhelos más grandes de mi corazón es que todos sigamos creciendo cada vez más en el conocimiento de Dios y que nos siga siendo revelado nuestro Propósito. 

Recuerden, nuestra Victoria está en Cristo!!!!

Los amo, les abrazo y primero Dios los veo pronto!!!.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.