Publicidad
Telemundo Noticias
El borrador filtrado de la Corte Suprema que anularía las protecciones constitucionales del aborto está abriendo un nuevo frente en las competitivas elecciones de mitad de mandato que se celebrerán a finales de año en el país y ambos partidos tratan de retratarse como lamentablemente desfasados con las creencias de los votantes. Con el control del Congreso en juego, tanto los demócratas como los republicanos están tratando de poner a los candidatos contrarios a la defensiva, obligándoles a adoptar posturas difíciles que no darían buenos resultados en las competitivas elecciones generales de noviembre. Algunos de los mayores grupos que financian las contiendas por la gobernación y el Senado se apresuran a afinar sus mensajes.
El Comité Senatorial Republicano Nacional ha distribuido esta semana un memorando en el que insta a los candidatos del Partido Republicano (GOP, por su sigla en inglés) a actuar como “constructores de consenso y compasión” y a presentar a los demócratas como extremistas. Uno de los frentes es Nevada, donde el derecho al aborto tiene una protección limitada en la legislación estatal. En un nuevo memorándum de campaña obtenido por primera vez por nuestra cadena hermana NBC News, la campaña del gobernador demócrata Steve Sisolak expone el aborto es un tema de gran importancia para los votantes de cara a noviembre. “Un gobernador y una asamblea legislativa contrarios al aborto podrían deshacer o socavar las políticas a favor del aborto… que no están codificadas en la ley de Nevada”, indica el memorándum, sugiriendo que un republicano podría alejar el dinero estatal de los centros de salud o los anticonceptivos.
El mensaje está muy centrado en Joe Lombardo, el candidato republicano a gobernador al que el expresidente Donald Trump ha apoyado en unas primarias a 15 bandas previstas para el 14 de junio. El jueves, los activistas que apoyan a Sisolak tienen previsto celebrar una rueda de prensa y presionar a Lombardo, el sheriff del condado de Clark, para que detalle su oposición al aborto, incluyendo si trataría de rescindir la financiación de los centros de atención al aborto si es elegido. “Nos gustaría saber cuál es la postura de Joe Lombardo”, declaró Caroline Mello Roberson, directora regional del suroeste de NARAL Pro-Choice America, un grupo que se opone a las restricciones al aborto. “Por un lado dice que es ‘pro-vida’, pero que no va a acabar con las leyes vigentes aquí.
Parece que están en conflicto. Como líder del estado, queremos saber cuál es su posición política”, insistió. En una declaración a NBC News, la campaña de Lombardo acusó a Sisolak de intentar interferir en las primarias del GOP porque Lombardo ha liderado las últimas encuestas, y añadió que “la política sobre el aborto ya está contemplada en la ley de Nevada». «Los votantes la pusieron en la ley y sólo ellos pueden cambiarla”, señaló. En Michigan, los estrategas de la gobernadora demócrata Gretchen Whitmer ven una oportunidad para presentarla como la última defensa contra la llamada ley gatillo, que impondría sanciones penales a las mujeres que aborten en el estado en caso de que la Corte Suprema anule el caso Roe v. Wade.
Lo mismo ocurre con el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, quien, al igual que Whitmer, debe enfrentarse a una legislatura controlada por los republicanos. “Ya no hay carreras sin importancia”, aclaró Heather Colburn, una estratega de Wisconsin que asesora a Whitmer. “Una vez que empecemos a devolver estos derechos a los estados, quién dirige esos estados y los órganos legislativos es crucial”, opinó. Mientras los demócratas tratan de presentar a los candidatos del Partido Republicano como hostiles a los derechos reproductivos de las mujeres, los republicanos ven una nueva oportunidad de poner a los demócratas a la defensiva presionándolos con una pregunta difícil: ¿en qué momento del embarazo de nueve meses debe prohibirse el aborto? Creen que un Partido Demócrata que se ha movido constantemente hacia la izquierda en lo que respecta al aborto está en desacuerdo con la población en general.
Si los candidatos demócratas intentan apaciguar a su base liberal rechazando muchas, si no todas, las restricciones al aborto, se arriesgan a perder votos en las elecciones generales, argumentan los republicanos. Los demócratas, por su parte, sostienen lo contrario, argumentando que los republicanos en los estados disputados tendrán que especificar lo que apoyan: ¿una prohibición del aborto seis semanas después de la concepción? ¿Un proyecto de ley que prohíba el aborto una vez detectado el latido del feto? Cualquier respuesta podría alejar a una franja de votantes en noviembre. “Cada republicano tiene que tener una respuesta sobre las siguientes cuestiones: ¿apoyará una ley federal para la prohibición de seis semanas? ¿Dónde están las excepciones? ¿Qué va a decir [el candidato republicano al Senado por Georgia] Herschel Walker? ¿Qué van a decir en Nevada? ¿Qué harán en New Hampshire?”, expuso Pete Giangreco, un estratega demócrata nacional. “Realmente podría hacer que estas carreras pasen de estar empatadas a ser carreras de 1, 2, 3, 4 puntos”, agregó.
Los sondeos sugieren que muchos estadounidenses están a favor de las restricciones, dependiendo de lo avanzado que esté el embarazo de la mujer. Una encuesta del Wall Street Journal publicada el mes pasado, por ejemplo, reveló que una pluralidad quiere que se prohíba el aborto después de las 15 semanas a menos que la salud de la mujer esté en peligro. “Los republicanos provida pueden utilizar el tema del aborto en su beneficio”, opinó John McLaughlin, un encuestador del expresidente Donald Trump.
Los estrategas republicanos ya están destacando los casos en los que los demócratas no dicen explícitamente si prohibirían el aborto incluso en las últimas etapas del embarazo. “Los políticos demócratas están totalmente fuera de la corriente principal cuando se trata del aborto ilimitado y financiado por los contribuyentes”, afirmó Nathan Brand, un portavoz del Comité Nacional Republicano. “Más del 80% de los estadounidenses apoyan los límites al aborto, pero los demócratas de arriba a abajo no pueden nombrar un solo límite que apoyarían”, agregó.
El Comité Nacional Republicano se refirió a una entrevista emitida el miércoles en el programa Meet the Press Daily de nuestra cadena hermana NBC News, en la que el presentador Chuck Todd preguntó a la recién nombrada candidata demócrata de Ohio, Nan Whaley, si debería haber límites legales para que una mujer pueda abortar. Whaley no mencionó ninguno en su respuesta.
En cambio, señaló que la decisión debe ser tomada por las mujeres, sus familias y sus médicos. “Es una decisión muy personal y difícil para las mujeres. No creo que el gobierno deba intervenir en ella”, opinó. Katie Hobbs, candidata demócrata a gobernadora en Arizona, dio una respuesta similar sobre una nueva ley estatal que prohíbe los abortos después de las 15 semanas.
Cuando se le preguntó si ese era un período de tiempo apropiado o si debería ser más largo, Hobbs dijo: “El aborto es una decisión personal entre una mujer y su familia y su médico, y eso es algo que debe ser discutido en la sala de examen médico — no por los políticos». Una encuesta de NARAL-Pro Choice America realizada este año en Arizona reveló que el aborto era un tema que impulsaría a los demócratas a acudir a las urnas. No hay ninguna garantía de que la estrategia del Partido Republicano sobre el aborto tenga éxito y de que los votantes se sientan desanimados por la opinión de un candidato demócrata sobre el punto exacto en el que se debe llevar a término un embarazo. En términos generales, los estadounidenses apoyan el derecho al aborto.
Eso sería un buen augurio para la senadora Maggie Hassan, una demócrata que se enfrenta a una dura campaña de reelección en el disputado estado de New Hampshire. Su apoyo al derecho al aborto podría dar a su candidatura un impulso necesario. “Este es un tema que la ayuda, en un estado azul donde está en problemas”, apuntó Sarah Longwell, una estratega republicana anti-Trump que lleva a cabo grupos de enfoque regulares con los votantes
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.