Publicidad

Univision Noticias

En la tarde de este miércoles la Reserva Federal de Estados Unidos terminará su primera reunión de este año, tras la cual se esperan pistas sobre cuándo comenzará a subir su tasa de interés clave.

La tasa referencial, que sirve como un barómetro para las tasas en otros países y el costo de los préstamos, se encuentra cerca de 0% desde que inició la pandemia del covid-19 en 2020. En ese momento la Fed también puso en marcha un enorme programa de compra de activos para aliviar la liquidez del mercado.

Ahora, se espera información de su parte sobre cuándo acabarán esas medidas de apoyo y cuán agresiva será retirándolas.

El consenso apunta a que el banco central se enfocará en frenar el ritmo de la inflación en Estados Unidos, donde los precios al consumidor subieron el año pasado a niveles no vistos desde la década de 1980. Y para lograrlo usualmente se recurre a subir las tasas de interés.

Expertos anticipan hasta tres subidas de la tasa de referencia desde tan pronto como marzo. Las palabras que el presidente de la Fed, Jerome Powell, dará esta tarde deberán dar claridad sobre el camino que transitará el banco central en los próximos meses.

Lo hará con un trasfondo complicado.

La pandemia todavía no da señales de acabar, los mercados han tenido un inicio de año tremendamente volátil, las tensiones han recrudecido en la frontera de Ucrania y los problemas con las cadenas de suministros siguen siendo un dolor de cabeza para muchos productores.

«La volatilidad de los mercados permanece alta porque los inversores están nerviosos por la situación muy tensa de Ucrania y Rusia, los temas inflacionarios que incluyen una Fed potencialmente agresiva y un problema global con los suministros de chips que no mejora», dijo Edward Moya, un experto financiero citado por la agencia AP.

Una Fed agresiva puede repercutir en las finanzas de los hogares. Si sube las tasas referenciales, subirán también al unísono otras tasas que nos impactan directamente, como las de las hipotecas y las de las tarjetas de crédito.

Se espera, por ejemplo, que las tasas de interés de las hipotecas, que ya han subido a más del 3%, se acerquen al 4% hacia fines del 2022, de acuerdo con analistas de LendingTree.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.