Publicidad

Univision Noticias

Casi un año y medio después de haber sido ordenado por Trump por medio de una orden ejecutiva, el servicio de inmigración activa una herramienta en el marco de la política de ‘tolerancia cero’ que incrementa los requisitos para obtener, entre otros beneficios, la residencia.

A partir de ahora los patrocinadores que respalden la residencia de un familiar inmediato deberán tener en cuenta que, si recibieron ayuda del gobierno federal, esta será considerada por las autoridades de inmigración como evidencia para determinar si en el futuro amenaza con convertirse en carga pública.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) anunció este miércoles el lanzamiento del Programa de Verificación Sistemática de Extranjeros para la Otorgación de Beneficios (SAVE), herramienta que facilitará el trabajo a las agencias que participan en el proceso migratorio.

“Permitirá a las agencias que administran beneficios federales basados en recursos económicos verificados, garantizar un cumplimiento más efectivo de leyes, regulaciones y políticas federales relacionadas con el apoyo financiero de extranjeros por parte de sus patrocinadores y el reembolso a las agencias”., apuntó.

Dudas y temores

“Todo esto obviamente complicará los procesos”, dice Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles (California). “Los trámites se extenderán y los nuevos requisitos van a espantar a muchos de los patrocinadores”.

“En los últimos meses hemos visto que muchas personas que pensaban patrocinar por ejemplo la residencia de un cónyuge, ya no lo están haciendo porque quizás en algún momento recibieron ayuda económica por parte del gobierno federal que legalmente estaba disponible, pero que ahora bajo la política de tolerancia cero esa información pudiera afectar negativamente un trámite”, indicó.

Gálvez dijo además que “todas estas nuevas reglas impactan psicológicamente en inmigrantes legales que pueden patrocinar un familiar. Al mismo tiempo están solicitando demasiada información personal que hace más difícil los procesos. Y si una persona yaz está en el sistema, no se sabe cómo regresar, la información queda en la base de datos y el gobierno puede utilizarla para determinar si, en el futro, ese probable patrocinador puede convertirse en carga publica”.

Los argumentos

“La Administración Trump ha dejado en claro que se deben hacer cumplir las leyes de inmigración existentes y que los patrocinadores de extranjeros deben ser legalmente responsables de los compromisos financieros que aceptan voluntariamente”, dijo Joseph Edlow, subdirector del USCIS.

El funcionario dijo además que la nueva herramienta servirá de apoyo a las dependencias “que otorgan beneficios públicos a medida que administran sus programas y determinan la elegibilidad de un extranjero para recibir asistencia pública al garantizar la coherencia con la ley actual, los requisitos de patrocinio establecidos y la responsabilidad adecuada».

La USCIS indicó además que con esta nueva iniciativa las agencias podrán “compartir cómo utilizan la información de patrocinio en los procesos de evaluación de patrocinadores y reembolso”, intercambio que para los abogados puede tratarse de una mayor invasión a la privacidad de las personas.

“Eso lo vamos a ver en el corto plazo cuando veamos el impacto de la herramienta”, dijo Gálvez.

Estaban advertidos

En junio del año pasado, cuando Kenneth Cuccinelli asumió el cargo de director de USCIS, ordenó a los empleados de la agencia que recordaran en cada trámite que los patrocinadores deberán “reembolsar a la agencia por cada dólar de beneficios que reciban los inmigrantes”.

El director también mencionó en esa ocasión el memorando formado por el presidente Donald Trump el 23 de mayo de 2019, relacionado con el cumplimiento de las responsabilidades legales de los patrocinadores de extranjeros.

“El memo indica a las agencias federales relevantes que actualicen o emitan procedimientos, guías y regulaciones para hacer cumplir la ley vigente y garantizar que los inmigrantes no elegibles no reciban beneficios federales”, dijo Cuccinelli.

El mismo recordatorio hizo esta vez Edlow al dar a conocer la puesta en funcionamiento del programa SAVE.

El memo de Trump

El decreto mencionado ordenó a las agencias involucradas en el proceso migratorio tomar “medidas” para proteger la red de seguridad social y promover la “autosuficiencia” para los no ciudadanos. Esto con el fin, dijo el mandatario, de “proteger los beneficios de los estadounidenses”.

El documento estableció que las agencias del gobierno aplicarán completamente las restricciones establecidas por la ley actual sobre el uso de programas de asistencia social en base a los ingresos por parte de no ciudadanos.

La orden detalló que, según la ley actual, quienes patrocinan a personas que no son ciudadanos “deben asumir la responsabilidad financiera de los beneficios de asistencia social basado en los ingresos que reciben”.

Trump pidió a las agencias que regulan beneficios de asistencia, entre ellos el Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS), que elaboren y emitan recomendaciones y orientaciones “para garantizar que los pagos de bienestar basados en los ingresos se recuperen del patrocinador”.

Las distintas agencias involucradas “se asegurarán de que los patrocinadores sean informados de sus obligaciones financieras conforme la ley”, exigió el memorando.

La USCIS dijo que una agencia “puede solicitar una orden judicial para el reembolso si un patrocinador no reembolsa” ya ayuda recibida del gobierno federal.

Abogados consultados por Univision Noticias dijeron que el gobierno deberá explicar si las ayudas recibidas para tratar la enfermedad del covid-19 serán condonadas o tomadas en cuenta en las determinaciones que haga el servicio de inmigración durante el trámite de beneficios,

Estos son los beneficios que se verán afectados (y los que no) con la regla de carga pública:

La Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF) otorga dinero para quienes lo necesiten. Aplican mujeres embarazadas o con cargas menores a los 19 años

Quienes hayan pedido cupones alimenticios podrán afectar su solicitu

Vales para elección de viviendas afectará tu solicitud

El seguro médico Medicaid, aunque serán exceptos menores de 21 años y mujeres embarazadas.

Estos serían los beneficios que no afectarán tu solicitud a la hora de pedir residencia permanente o ciudadanía. El Obamacare es uno de los que no será considerado como negativo.

El Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Infantes y Niños (WIC, por sus siglas en inglés).

El programa de seguro médico para niños (CHIP) o el Medicaid para menores de 21 años o mujeres embarazadas.

El Medicare, un subsidio para personas de bajos recursos.

Head Start, un programa de Educación Temprana o para niños del Prescolar.

Abogados se preparan para fuertes demoras en todos los trámites del servicio de inmigración: esto es lo que recomiendan

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) recomienda a los inmigrantes que se vean afectados que hablen con su abogado para discutir estrategias y asegurarse de que pueda presentar su caso ante USCIS tan pronto como sea elegible para un beneficio disponible.

La advertencia lanzada a finales de agosto por el servicio de inmigración, en torno a un aumento en las demoras en trámites y servicios debido a problemas de presupuesto, ha puesto en alerta a abogados a nivel nacional.

El problema se arrastra desde mayo, cuando la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) informó al Congreso que sin un paquete urgente de ayuda por $1,200 millones suspendería temporalmente de sus labores a unos 13,400 empleados (que representan el 69.5% de la planilla) a partir del 3 de agosto.

La agencia atribuyó la crisis a la pandemia del covid-19. “Los efectos de la pandemia de coronavirus son de largo alcance y generalizados, dejando pocos indemnes a su paso”, dijo en esa ocasión Joseph Edlow, director adjunto de política de la USCIS.

En julio, tras una reunión entre funcionarios de la USCIS y miembros del Comité de Asignaciones del Senado, se llegó a un acuerdo para evitar las suspensiones y que la agencia pueda seguir respondiendo a la solicitud de servicios migratorios disponibles.

“El regreso a los procedimientos operativos normales requiere la intervención del Congreso para sostener a la agencia hasta el año fiscal 2021”, agregó.

Ante ese panorama, la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) indicó que, a pesar del acuerdo, “se debe continuar presionando” para garantizar que el Congreso exija a la USCIS “un manejo responsable de su presupuesto”.

De acuerdo con una carta de los senadores demócratas Patrick Leahy (Vermont) y Jon Tester (Montana) al liderazgo del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) –y a la cual Univision Noticias tuvo acceso–, información en manos del Congreso reflejaba que la agencia concluiría el año fiscal 2020 con un superávit y el «saldo suficiente para pagar a sus empleados”.

Esto recomiendan los expertos

Las demoras de las que habló el funcionario Edlow “causarían estragos en los trabajadores con visas temporales que buscan extender su estadía”, dijo Stephen Yale-Loher, profesor de la práctica de inmigración de la escuela de leyes de la Universidad de Cornell, Nueva York.

“No podrán obtener la aprobación de las solicitudes para los trabajadores necesarios. También retrasaría la aprobación de las solicitudes para convertirse en ciudadano estadounidense naturalizado”, agregó.

Yale-Loher explicó que los atrasos en los procesos “crearía un problema real para miles de inmigrantes y empleadores” y que la acumulación de solicitudes indecisas “generaría tiempos de procesamiento aún más largos”.

Mi consejo es que, si usted es elegible para un beneficio migratorio disponible, someta el tramite lo más pronto posible. Siempre habrá tiempo de procesamiento, solo que esta vez todo indica que deberá tener más paciencia”, dijo por su parte Nelson Castillo, un doctor en derecho migratorio que ejerce en Los Ángeles (California).
“Si se desanima porque ve que habrá demoras y deja de hacerlo, es un terrible error”, añadió. “Asesórese adecuadamente con un abogado para tomar un riesgo calculado y ponerse en el proceso de hacerlo. Si no lo hace a tiempo, sobre todo personas indocumentadas, eso no los protege de un arresto de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y pueden ser puestos en proceso de deportación”, indicó.

Previendo las advertencias, AILA, que agrupa a unos 15,000 abogados de inmigración a nivel nacional, lanzó una campaña para advertir a los inmigrantes lo que tienen que hacer en caso aumenten los tiempos de procesamiento, tal y como lo advirtió la agencia a finales de agosto.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.