Publicidad

Univision Noticias

El presidente electo, Joe Biden está claro en que para que EEUU supere la crisis sin precedentes que enfrenta debe vencer a un poderoso enemigo: el nuevo coronavirus. A lo largo de su campaña criticó la falta de una respuesta federal coordinada para enfrentarlo, algo que pretende cambiar apenas asuma las riendas del país e incluso a lo que ha destinado esfuerzos en este período de transición, apenas días después de haber sido electo. “Lidiar con la pandemia del coronavirus es una de las batallas más importantes que enfrentará nuestra administración (…) Quiero que todos sepan que desde el día uno pondremos en acción un plan para controlar este virus”, ha dicho reiterando que “no escatimaré en esfuerzo o compromiso para darle un vuelco a esta pandemia”.

El aspecto más resaltante, aunque parezca básico, es que el plan intenta tener un alcance federal, es decir, un mandato nacional. Hasta ahora cada estado ha tenido sus propias políticas de contención, pero sin ningún tipo de coordinación -o muy poca- con otros estados. ¿En qué consiste su plan federal contra el coronavirus? ¿Tiene lo necesario para controlar la pandemia? ¿Llegará a tiempo? A continuación, lo explicamos. En la web dedicada a la transición donde se esbozan las prioridades del nuevo gobierno, la administración Biden-Harris entre otras cosas promete siempre “escuchar a la ciencia” y “asegurar que las decisiones de salud pública son informadas por expertos en la materia”, algo que ya marca un tono y actitud diametralmente opuesta a la de Trump, a quien se le ha criticado por contradecir la evidencia científica y confundir a la población con mensajes contradictorios y hasta perjudiciales para la salud pública. “Biden quiere empoderar las agencias federales y a los científicos y, sobre todo, tiene un plan integrado para Estados Unidos en su conjunto, algo que no hemos tenido en la respuesta federal desde que comenzó la pandemia”, explica a Univision Noticias Howard K. Koh, profesor de la Escuela de Salud Pública T.H Chan de Havard, quien da fe de la experiencia del presidente electo en manejar problemas de salud pública, pues trabajó junto como asistente secretario de salud para la administración de Obama/Biden, que entre otras cosas, coordinó la respuesta federal ante la pandemia H1N1.

Tan pronto como este lunes, dos días después de haber sido reconocido como el presidente electo por los medios, Biden anunció quiénes serían los trece miembros de un Comité Asesor en materia de covid-19 para la Transición que estará liderado por prestigiosos especialistas como David Kessler, otrora director de la FDA, Vivek Murthy, ex Cirujano General y Marcella Nunez-Smith, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale. “El comité asesor ayudará a moldear mi abordaje a manejar el incremento de casos reportados, asegurarnos de que la vacuna sea segura, efectiva y distribuida de forma eficaz y equitativa y sin costo; y proteger a las poblaciones de alto riesgo”, explicó en un comunicado. “Finalmente tenemos un plan y equipo formado por científicos y ya eso es una maravilla para empezar”, dice a Univision Noticias Jose Ramón Fernández-Peña, presidente de la Asociación Estadounidense de Salud Pública (APHA), aunque echa en falta que en la lista no aparezcan voces más enfocadas en la prevención. “Son vitales en esta conversación.

El equipo anunciado por Biden está integrado por lumbreras, pero quisiera ver a gente que hable de prevención, no sólo del aspecto médico. Me hará feliz ver a la Asociación Nacional de Salud Pública sentada en esa mesa”, comenta. Biden se ha comprometido a empoderar a los oficiales del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades y otras agencias, cuyo rol fue degradado por la administración de Trump, para que establezcan lineamientos que permitan controlar efectivamente los brotes. “El distanciamiento social no es un suiche, es un dial”, se lee en el documento de transición donde se aclara que se dará a los CDC potestad para cómo “subir el dial o bajarlo con relación al nivel de riesgo de contagio y transmisión en una comunidad, incluyendo cuándo abrir determinados negocios, escuelas etc”.

También creará un tablero digital (‘pandemic dashboard’) donde se divulgue data en tiempo real, de modo que la gente pueda revisar cómo está la transmisión en su comunidad y el nivel de riesgo. El que haya información clara, consistente y una estrategia unificada -algo que parece una obviedad, pero que ha faltado en EEUU durante la pandemia- sienta las bases de un abordaje efectivo para mitigar la propagación del coronavirus. “Es crítico que el presidente envíe mensajes claros y consistentes, porque eso ha creado mucha confusión”, recalca Koh a Univision Noticias.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.