Publicidad

Fuente TELEMUNDO

Por orden del gobernador republicano, Greg Abbott, Texas está reubicando a reclusos de una prisión en el sur del estado con el fin de hacer espacio para encarcelar allí a los inmigrantes que crucen ilegalmente la frontera, según anunció este jueves el Departamento estatal de Justicia Criminal.

El departamento dijo que comenzó este miércoles a transferir a otras prisiones a los reos de la Unidad Dolph Briscoe, una cárcel de seguridad media localizada en la ciudad de Dilley, a unas 70 millas (113 kilómetros) al suroeste de San Antonio. La prisión puede albergar a 1,384 personas.

«Texas continúa lidiando con un número significativo de personas que cruzan la frontera de forma ilegal», dijo su portavoz, Jeremy Desel, «con el fin de abordar la crisis actual, el gobernador está destinando recursos estatales para arrestar y confinar a aquellas personas que cruzan la frontera ilegalmente y que han cometido un delito estatal o federal».

En la ciudad de Dilley ya existe un centro de detención de familias del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), con capacidad para 2,400 personas, incluidos niños.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.