Publicidad

Univision noticias

El fallecido, que no tenía problemas de salud, pasó 16 días en cuidados intensivos tras desarrollar encefalopatía y daño cerebral. Finalmente, murió de un paro cardíaco

Un hombre, de 63 años, murió después de contraer una infección rara al ser lamido por su perro. El hombre, que se encontraba estaba sano, fue hospitalizado después de presentar fiebre, dificultad al respirar, manchas de sangre en la piel y un intenso dolor en las piernas, según un artículo publicado por la publicación European Journal of Case Reports inInternal Medicine (Revista Europea de Casos Clínicos en Medicina Interna, en español).

«Su única mascota lo lamió, nunca lo mordió o le hizo una herida», señalan en el informe los médicos del Hospital de la Cruz Roja de Bremen, Alemania.

30 horas después, el hombre desarrolló encefalopatía, daño cerebral, su intestino se paralizó hasta causarle un paro cardíaco. Fueron 16 días de cuidados intensivos hasta que falleció.

Su muerte fue causada por una bacteria muy rara que está presente en la boca de los perros y gatos llamada capnocytophaga canimorsus y que se transmite a través de las mordeduras de los canes.

Los investigadores señalaron que aquellas personas que cuentan con un sistema inmunitario débil, antecedentes de alcoholismo o a quienes se les ha extirpado el bazo son vulnerables a la infección.

La infección es más probable que pueda producirse en personas mayores de 40 años, según señalan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Otros casos registrados

Durante el mes de mayo, después de 10 días en coma y tras el paso de 80 días en el Hospital Aultman en el condado de Canton, una mujer de Ohio despertó y descubrió que sus manos y piernas fueron amputadas tras contraer una infección grave provocada por la saliva de su perro.

La mujer y su esposo regresaban de unas vacaciones en el Caribe cuando los malestares comenzaron. En un principio pensaron que se trataba de gripa, pero la mujer desarrolló sepsis, una enfermedad grave cuando el cuerpo tiene una fuerte reacción inmunitaria a una infección bacteriana, lo que hizo que su salud fuera deteriorándose.

Tras un análisis de sangre fue confirmado el diagnóstico de la bacteria capnocytophaga que puede transmitirse con el simple contacto con la saliva del animal, dijo la doctora Margaret Kobe, directora médica de Enfermedades Infecciosas de Aultman.

En 2018, las piernas, manos y la nariz de un hombre de Winscounsin fueron amputadas después de haber sido lamido por un perro después de que la misma bacteria entrara en su cuerpo.

En 2016 un informe médico encontró que el dueño de un galgo se recuperó completamente después de haber tenido problemas para respirar durante dos semanas de cuidados intensivos.

El informe médico aconseja que en caso de que un paciente presente síntomas inusuales al tener contacto con sus mascotas, deben buscar ayuda de manera urgente y acudir a ellos.

El problema bacteriano que afectó al hombre alemán es tan raro que sólo se da en una persona de cada millón. Alguien puede estar expuesto durante mucho tiempo a la bacteria y nunca presentar ningún síntoma.

En caso de sufrir una mordedura una persona debe tomar antibióticos y lavarse muy bien. En caso de notar enrojecimiento en la piel se debe acudir de manera inmediata al médico.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.