Publicidad

Univision Noticias

Carlos Serafín murió al tratar de salvar a una de sus hijas que había caído a las frígidas aguas mientras paseaba a sus perros. Las autoridades advierten del peligro del hielo: “Si es menos de cuatro pulgadas, probablemente deba mantenerse alejado”.

Un hombre de Illinois falleció después de saltar a un estanque helado para salvar a su hija, informaron las autoridades este martes.

Dos hermanas de 8 y 10 años estaban paseando a sus seis perros el sábado por la mañana cerca de Charleston, que está a unas 100 millas al este de Springfield, cuando dos de sus cachorros se soltaron de la correa. La niña mayor corrió al estanque congelado para sacarlos, según miembros de la familia.

Cuando Ma’Lyiah White cayó a las aguas heladas, las niñas estaban lo suficientemente cerca de su casa como para que se escucharan sus gritos. Al oírlas pedir auxilio, Carlos Serafín, de 31 años, inmediatamente corrió hacia el estanque y cayó al agua.

Serafín no pensó dos veces antes de poner su propia vida en riesgo, dijo el esposo de la víctima, Bill Croy. Ambos eran los tutores legales de las niñas, que son hijas biológicas de la hija adoptiva mayor de Croy.

«No se quedaba pensando, simplemente hacía las cosas, y lo demostró hasta su último aliento», dijo Croy este martes a nuestra cadena hermana NBC News.

La familia intentó utilizar una correa de perros larga para lanzársela a Serafín, pero él no pudo alcanzarla.

«Se la tiré y me dijo: ‘¡No puedo ver más, no puedo ver, Bill!», relató entre lágrimas Croy, de 47 años. «Podía ver cómo se hundía y no podía alcanzarla».

La familia llamó al 911. Los equipos de rescate del Distrito de Protección de Incendios de Lincoln y del Departamento de Bomberos de Charleston sacaron a la niña y al hombre a las 8:06 am y a las 8:15 am, respectivamente, y los llevaron al hospital, según las autoridades.

Allí murió Serafín y la niña sigue en estado crítico, como reportan autoridades y familiares. Uno de los perros de la familia, , llamado Horchata, también murió al quebrarse el hielo.

El entorno sereno de un estanque congelado oculta peligros: el hielo puede resquebrajarse fácilmente, dijo el jefe de bomberos de Charleston, Steve Bennett.

«La gente, a menos que tenga experiencia o formación, no piensa realmente en ello. Simplemente ven el hielo y piensan: ‘Oh, es lo suficientemente grueso”, dijo Bennett. «Una buena regla general es que si es de menos de cuatro pulgadas, probablemente debería mantenerse alejado de él».

Serafín, exgerente de un restaurante y padre de familia, estaba acostado en la cama cuando escuchó la conmoción e inmediatamente se puso las sandalias para correr hacia el peligro, dijeron sus familiares.

«Eso es lo que lo hacía ser Carlos. Era muy espontáneo en la vida», dijo Amanda Beals, hermana de Croy y tía abuela de las niñas. «Lo demostró de verdad, hasta su último aliento. No tenía ninguna preocupación en el mundo. Sólo quería cuidar a los demás».

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.