Publicidad

AP News

WASHINGTON (AP) – Es una semana trascendental para la agenda del presidente Joe Biden , ya que los líderes demócratas recortan delicadamente su paquete de 3,5 billones de dólares «Build Back Better» para ganarse el apoyo de los legisladores restantes y trabajan para aprobar rápidamente una legislación que evite un cierre federal.

La votación prevista para el lunes sobre un paquete de infraestructura bipartidista relacionado de $ 1 billón ahora se pospone hasta el jueves, en medio de negociaciones en curso. De manera más inmediata, el Senado tiene una votación de prueba programada el lunes para mantener al gobierno financiado y evitar un incumplimiento de la deuda federal antes de la fecha límite de fin de año fiscal del jueves.

Ese paquete se enfrentará a un bloqueo por parte de los senadores republicanos, lo que garantiza que los legisladores tendrán que volver a intentarlo más adelante en la semana. Todo esto mientras la agenda doméstica de Biden pende de un hilo, en riesgo de colapso y consecuencias políticas si él y los líderes demócratas no pueden unir a su partido para entregar lo que podría ser una pieza legislativa emblemática y la mayor revisión de las prioridades fiscales y de gasto de la nación en décadas.

Durante el fin de semana, Biden habló personalmente con los legisladores sobre el camino a seguir, según un funcionario de la Casa Blanca que solicitó el anonimato para discutir las conversaciones privadas.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.