Publicidad

Noticias caracol

En solo dos días, trabajadores convirtieron un edificio abandonado en un complejo médico con mil camas.

La unidad de emergencia se encuentra situada en Huanggang, una ciudad cercana a Wuhan y ya fueron transferidos los primeros pacientes para ser tratados.

La unidad estaba proyectada para ser abierta en mayo como un anexo al Hospital Central de Huanggang.

Para el viernes, los trabajadores comenzaron a adecuar las instalaciones, que estaban completamente desocupadas.

Más de 500 trabajadores y voluntarios trabajaron a lo largo del fin de semana para colocar electricidad, agua, internet y demás camas y equipo médico necesario.

Este lunes el lugar ya estaba listo para atender la emergencia, que ya deja 130 muertos en China.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.