Publicidad

Univision noticias

El 49% de las escuelas públicas de EEUU tienen al menos un agente de seguridad escolar que recibe entrenamiento para enfrentar a un atacante armado. Algunos de ellos usan un software de realidad virtual para simular situaciones intensas que un agente podría enfrentar en una escuela.

Casi la mitad (49%) de las escuelas públicas en los Estados Unidos tienen al menos un Agente de Seguridad Escolar (SRO, School Resource Officer en inglés) en el campus. El curso básico de capacitación, tomado en el primer año en el trabajo y proporcionado por la Asociación Nacional de Agentes de Seguridad Escolar (NASRO), es de 40 horas y se enfoca en su papel como agentes de la ley en las escuelas, tácticas de reducción de conflictos y algo de información sobre tutoría de estudiantes.Pero si bien tienen bastantes oportunidades de capacitación complementaria —muchas de ellas centradas en el manejo de un tirador activo— la mayoría de los SRO nunca experimentan el enfrentamiento con un tirador activo durante sus carreras.

Los homicidios escolares que involucran a múltiples víctimas se han vuelto más frecuentes durante la última década, pero siguen siendo extremadamente raros, ya que representan menos del 2% de todos los homicidios juveniles en los Estados Unidos.

Entrenamiento con realidad virtual

La Academia de Capacitación de Samarcand, ubicada en el condado rural de Moore, Carolina del Norte, anteriormente una escuela correccional juvenil, ahora es un centro de capacitación para la aplicación de la ley. Oficiales de libertad condicional y de correccionales en todo el estado vienen a esta instalación para entrenar.

Algunos SRO también vienen a Samarcand para un tipo especial de entrenamiento.

Los SRO entrenan usando un software especial llamado VirTra que usa tecnología de realidad virtual para simular situaciones intensas que un SRO podría enfrentar en una escuela, incluidas situaciones con tiradores activos o con estudiantes tratando de hacerse daño a sí mismos. El software superpone a un tirador escolar, interpretado por un actor, en imágenes de la escuela del SRO. El oficial usa una pistola láser para apuntar y disparar al pistolero virtual.

Jerico Lowery es un SRO de la secundaria Pinecrest en el condado de Moore, Carolina del Norte.

Antes de que Lowery se convirtiera en SRO, trabajó como detective en la Oficina del Sheriff del Condado de Moore y experimentó un tiroteo durante su tiempo allí.

“La primera vez que entré [al escenario] —en el primer escenario— el piso vibraba cuando había explosiones o disparos”, dijo Lowery. “El ruido ayuda y te lleva de regreso, porque he tenido la experiencia de estar en tiroteos y tener que hacer cosas así”.

Para hacer que la simulación sea aún más visceral, los oficiales en entrenamiento pueden colocar un pequeño dispositivo en su cuerpo que produce una descarga eléctrica si el pistolero virtual les dispara.

“Eso se llama amenaza de fuego”, dijo Mike Kimbrell, profesor de campo de Samarcand, quien facilita el entrenamiento de VirTra para SRO. “Entonces, si te disparan, realmente tienes la sensación de… una sensación de ardor”.

Los tiroteos escolares siguen siendo raros

Lowery ha sido SRO durante tres años y ha realizado capacitación en VirTra varias veces.

Todavía tiene que enfrentarse a un pistolero en el campus.

El Servicio Secreto de los Estados Unidos publicó un informe a principios de noviembre, que estudiaba la violencia escolar dirigida, incluida la violencia con armas de fuego. Encontró que, de los 41 incidentes de violencia estudiados entre 2008 y 2017, 12% terminó con la intervención de los SRO y 22% fue detenido por “personal de la escuela no policial”, que incluye maestros, consejeros, subdirectores o entrenadores deportivos.

La mayoría de los días, Lowery, SRO en el condado de Moore, se ocupa de problemas más mundanos. A menudo, eso significa manejar el acoso escolar cibernético o hablar con estudiantes que podrían estar faltando a clases o que podrían no tener suficiente dinero para comprar el almuerzo ese día.

“Creo que hace dos años, cuando nevó, en realidad estaba allí ayudándolos [paleando] aceras y esas cosas”, dijo Lowery. “Te mantiene ocupado —solo se trata de construir una comunidad y una familia ahí adentro. Quiero decir, somos una escuela de cerca de 2.400 personas. Entonces, hay muchas cosas que se pueden hacer”.

Los muchos sombreros de una SRO

La Asociación Nacional de Agentes de Seguridad Escolar (NASRO) cree que la mejor práctica para un SRO es hacerlos cumplir tres funciones en una escuela: educador, consejero o mentor informal y oficial de la ley.

Lowery siente que ha aprendido habilidades de entrenamiento táctico adecuadas para la parte de su trabajo relacionada con el cumplimiento de la ley. Y dice que ha recibido capacitación para las habilidades blandas, pero que se basa principalmente en su experiencia de vida para informar cómo habla con los estudiantes.

Cuando era detective, Lowery aprendió a entrevistar a los niños y a servir como negociador de crisis. Pero la capacitación en esas habilidades no es necesaria para la mayoría de los SRO.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.