Publicidad

Univision noticias

El vuelo 868 de American Airlines llegó a Charlotte con un pasajero más: una pequeña que nació a bordo del avión. Sus padres le pusieron un nombre muy a tono con su peculiar nacimiento.

Nereida Araujo, una joven de origen hispano, tenía 38 semanas de embarazo cuando tomó un avión en Florida este miércoles rumbo a Pensilvania, para pasar el día de Acción de Gracias con su familia y su abuela, enferma de cáncer.

Araujo había tomado el vuelo 868 de American Airlines, que salió de Tampa y aterrizó en Charlotte, Carolina del Norte, desde donde proseguiría el viaje para llegar a su destino.

Según ella misma explicó a una televisora local de Charlotte, WSOC, tanto sus médicos como la aerolínea le dieron permiso para viajar.

Pero hacia el final del vuelo, que dura poco más de una hora y media, Araujo sintió un “estallido” en la parte baja de su espalda, que anunciaba lo que sería la rotura del saco amniótico, sin ella saberlo en ese momento.

Sentí el líquido y desperté a mi esposo», contó Araujo, quien poco después se convertiría en la madre de una niña a la que dieron un nombre muy a tono con su nacimiento: Lizyana Sky Taylor.

«Baby Sky decidió llegar al mundo en un avión. Mami lo manejó muy bien. Gracias a todos los que nos ayudaron con amor y cuidado», escribió Araujo en su cuenta de Facebook.

Crystal Byrd, portavoz de American Airlines, dijo a Usa Today que al aterrizar la aerolínea había solicitado personal médico debido a “un pasajero que necesitaba asistencia.

«Los paramédicos, junto con el Departamento de Bomberos de Charlotte, ayudaron en el parto de una niña sana en el Aeropuerto Internacional Charlotte Douglas, en medio de la pista, dijo a Usa Today Grace Nelson, portavoz de la Agencia EMS de Mecklenburg, que atiende las emergencias.

«Estamos felices (¡y agradecidos, por supuesto!) de ser parte de la historia de esta familia», agregó Nelson.

Nacidos en pleno vuelo

Aunque el nacimiento de la pequeña Sky es sin duda un hecho excepcional, no es la primera en venir al mundo en un avión.

En febrero de este año, una mujer dio a luz a un bebé en pleno vuelo, mientras viajaba de San Juan de Puerto Rico hasta Fort Lauderdale con la compañía JetBlue, en un avión que curiosamente se llamaba «Born To Be Blue».

En junio de 2017 otro bebé llegó al mundo a miles de pies de altura, mientras su madre volaba de Fort Lauderdale a Dallas en un vuelo de Spirit Airlines, que obsequió al recién nacido con la posibilidad de volar junto a un invitado por su cumpleaños de por vida.

Más de 50 casos aparecen registrados en el mundo como “skyborns”, o “nacidos en el cielo” y de forma general han tenido un final feliz.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.