Publicidad

AP News

MIAMI (AP) — La Guardia Costera de EE. UU. luchó contra el tiempo y las corrientes el miércoles mientras aeronaves y barcos buscaban a 38 personas desaparecidas en el Atlántico frente a Florida, cuatro días después de que el naufragio de un barco sospechoso de contrabando mató al menos a una persona y dejó a un sobreviviente conocido.

La capitana Jo-Ann F. Burdian dijo en una conferencia de prensa que encontrar a los otros migrantes con vida es su máxima prioridad. Ella dijo que el sobreviviente les dijo a los rescatistas que volcaron poco después de navegar hacia una tormenta desde las Bahamas el sábado por la noche.

La Guardia Costera fue alertada el martes por la mañana después de que la tripulación de un barco mercante vio al hombre sentado solo en el casco volcado del barco de 25 pies de largo. “Es terrible. Cuanto más tiempo permanezcan en el agua… expuestos al ambiente marino… con cada momento que pasa, se vuelve mucho más terrible y más improbable que se encuentren sobrevivientes, dijo.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.