Publicidad

AP News

BEIJING (AP) — Las repetidas pruebas de COVID-19 a millones de residentes de Beijing están comenzando a poner a prueba la paciencia de algunos mientras la ciudad toma medidas drásticas contra el virus antes de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno.
Una tercera ronda de pruebas masivas que comenzó el miércoles para los 2 millones de residentes del distrito de Fengtai generó quejas en línea y de los residentes abrigados contra el viento para esperar en la fila al aire libre.
El cielo estaba soleado, pero la temperatura diurna rondaba el punto de congelación. “Creo que es demasiado frecuente”, dijo una mujer que solo dio su apellido, Ma. “Lo hice ayer y me pidieron que lo hiciera de nuevo hoy. Le hice la pregunta al personal y me dijeron: ‘Bajo el principio de evaluar a todos los que deberían hacerlo, simplemente háganlo ya que están aquí’”.
Mientras los trabajadores de la salud instalaban múltiples estaciones de prueba en la ciudad, hubo informes dispersos de personas a las que se les dijo que sus pruebas se retrasarían debido a un problema del sistema. No estaba claro cuál era el problema y si retrasaría significativamente el esfuerzo.
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.