Publicidad

Tu Tiempo Digital
Conoce los servicios que podrías perder si no eres tomado en cuenta y el impacto que podría tener en tu vida cotidiana.

Un impacto del Censo de EE. UU. de 2020 puede parecer un poco impersonal y difícil de calcular: la composición del Congreso. Los resultados del censo dictarán cuántos asientos se asignarán a cada estado en la Cámara de Representantes. Sí, eso es importante y afectará a cada estado. Aun así, la manera cómo eso afecta nuestra vida cotidiana no es tan obvio.

Sin embargo, cuando se trata de tu propia comunidad, el efecto del censo es mucho más claro. El gobierno federal utiliza los datos generados por el censo para asignar anualmente más de $675 mil millones en fondos federales para programas y servicios comunitarios en todo el país. Eso significa que realmente puedes ver lo que el censo trae a tu vecindario. Pero eso también significa que puedes ver qué servicios podrían desaparecer si el censo no te cuenta.

Estos son algunos servicios que usas todos los días que pueden verse afectados si no eres tomado en cuenta.

Recursos para las escuelas: ubicaciones, mejoras y más

Tus respuestas al Censo 2020 determinan los fondos federales asignados a los distritos escolares para los próximos diez años, teniendo un gran impacto en la educación de todo el país. En la planificación de la educación, por ejemplo, los datos del censo se utilizarán para decidir en dónde ubicar nuevas escuelas y qué bibliotecas locales serán mejoradas. Lo mismo ocurre con la educación especial, los programas extracurriculares, la tecnología en el aula y la asistencia alimentaria: los datos del censo ayudan a asignar los fondos federales a estos programas comunitarios. En otras palabras, si no eres contado, tu distrito escolar puede perder recursos clave para el desarrollo de sus estudiantes.

Programas de desarrollo: todos importan, sin importar su tamaño

En el censo de 2010, casi 1 millón de niños no fueron contados (la mayoría pertenecían al grupo de recién nacidos hasta los cinco años). Los niños que no son contados en el censo pueden perder apoyo que necesitan durante sus años de desarrollo ya que cientos de programas federales reciben fondos a base de los datos del censo. Los ejemplos incluyen dinero que se destina a programas integrales de educación, salud, nutrición e incluso programas de cuidado infantil para y familias de bajos ingresos.

Atención médica: datos correctos para un mejor apoyo

$1.5 miles de millones son guiados por datos del censo para ayudar a financiar programas de salud. Sin cifras precisas, será más difícil proporcionar fondos a quienes más lo necesitan. Además, ten en cuenta que los proveedores de atención médica, las compañías de seguros y las agencias gubernamentales dependen de información precisa para tomar decisiones con respecto a sus productos y servicios. La falta de datos puede privar a las comunidades de recursos de salud vitales.

Salud mental: apoyo a quienes más lo necesitan

Muchos programas locales de salud mental dependen de subvenciones en bloque (block grants)—fondos federales que se basan en datos del censo. Muchas organizaciones que reciben estas subvenciones brindan servicios de salud mental a quienes más lo necesitan: adultos con enfermedades mentales graves y niños con trastornos emocionales severos. También trabajan para implementar un sistema integral de salud mental basado en las comunidades locales

Programas nutricionales: estómagos llenos, corazones contentos

Casi 18 millones de hogares en los EE. UU. se beneficiaron de un solo programa nutricional en 2019 y los datos del censo ayudarán a los funcionarios a planificar futuros fondos para ese y otros programas federales. Sin información precisa, los más de $71 mil millones que reciben estos programas cada año podrían no distribuirse de una manera que ayude a las comunidades que más lo necesitan

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.