Publicidad

Univision Noticias

La ley de Florida conocida como «No digas gay» está en el centro del debate nacional, pero no es la única de ese tipo: en al menos 14 estados se han considerado normas similares en el último año. La guerra cultural de los conservadores de Estados Unidos llega también a los curriculums escolares, como muestra el último estudio de Movement Advancement Project (MAP) y Equality Federation, organizaciones sin ánimo de lucro en defensa de los derechos de las personas LGTB.
La controvertida ley de Florida se llama oficialmente «Parental Rights in Education» (Derechos parentales en educación) pero su impacto en la práctica es restringir en las aulas las conversaciones sobre el colectivo LGTBQ. Aunque es la más conocida a nivel nacional, no es la única. Forma parte de un impulso sin precedentes desde el Partido Republicano por promover leyes de este tipo en al menos 14 estados.
Incluso algunos ya tienen estas normas en sus registros desde los años noventa: Texas, Louisiana, Mississippi y Oklahoma. En 2020 y 2021, más de 59 millones de menores, más del 80% de la niñez y juventud nacional, vivía en los 42 estados que han considerado este tipo de normas, tanto las de prohibición o limitación de temas a abordar como las que afectan al papel de la escuela como lugar seguro para todos los alumnos, según el citado informe.
Dos tercios de la juventud LGTBQ dijo que este tipo de medidas, incluido su debate aunque luego no se hayan aprobado todavía, han afectado a su salud mental, según la organización en defensa de los derechos del colectivo The Trevor Project.
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.