Publicidad

Tu Tiempo Digital

Hola a todos es una bendición para mi estar aquí una vez más compartiendo lo que Dios ha puesto en mi corazón. Una de las cosas que a mí en lo particular siempre me ha llamado la atención es ver a las aves volar, me hace sentir una libertad inmensa. Es por eso que los versículos de hoy me encantan y sé que a ustedes los llenarán de esperanza y alegría.

En el libro de Isaías encontramos importantes promesas  que en aquellos momentos estaban dirigidas al pueblo de Israel que pasaba por situaciones muy difíciles pero que Dios sabía que nos ayudarían a todos nosotros a enfrentar cualquier adversidad. El profeta Isaías fue un profeta a quien le tocó un trabajo difícil, ya que  la mayoría de las cosas que Dios le pedía que  transmitiera a los reyes de aquellos tiempos eran panoramas no muy alentadores, sin embargo, él era obediente y decía justo lo que el Señor le pedía. Sin embargo, también le tocaba dar palabras de aliento como justo esta que escucharemos ahora y que sólo llenaban de júbilo y regocijo al pueblo de Dios.

Se encuentran en Isaías 40: 30-31 y dice así “Aún los jóvenes se cansan, se fatigan, y los muchachos tropiezan y caen; pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán”.

Los jóvenes tienen “aparentemente” una mejor condición física que nosotros y probablemente así es. Sin embargo, Dios puede hacer cosas maravillosas con nosotros aun cuando sintamos que ya no podemos más. Aunque no se refiere únicamente a lo físico, yo sí he experimentado esto también en este aspecto de una manera impresionante. Desde hace 2 años mi ritmo de trabajo y de vida en general me ha demandado muchas horas despierta y haciendo actividades físicas. Bendito Dios en esta de mi vida Dios ha estado conmigo y sólo Él ha podido darme esta energía que jamás pensé que yo podía tener. Antes de encontrar a Dios y tener una intimidad con él yo hacía la mitad de lo que hago hoy y andaba siempre agotada. Recuerden que Dios no sólo es nuestra fuente inagotable de paz, amor, sanidad, sino también es nuestra fuente de energía. Él es nuestra Fortaleza!!! Por eso en varios versículos de la biblia nos dice: esfuércense y sean valientes!!!! Si nos pide esto es porque sabe que él nos va a dotar de la energía necesaria para poder hacerlo. Lo único que tenemos que hacer es pedírselo con todo nuestro corazón y confiando plenamente que así será.

Screen Shot 2020-06-24 at 12.20.48 PM

Los que confiamos en Dios renovaremos nuestras fuerzas cada día. Que increíble saber que cada día es una oportunidad nueva para avanzar un poco más, para hacerlo mejor. Luego dice que volaremos como las águilas. El águila es la reina de las aves, ni más ni menos. Es el ave que vuela más rápido y más alto. Es además un símbolo de poder, nobleza, virtud, pureza, belleza. Es en verdad un honor que Dios nos compare con ellas.

Si cerramos nuestros ojos y nos sentimos en verdad como esas águilas que van volando por el cielo, nada ni nadie podrá hacernos sentir mal. Tendremos un más amplio y mejor panorama de todo y es así como aprenderemos a vivir por Fé y no por vista. Lo que está a nuestro alrededor no es lo importante, sino aquello que aún no podemos ver, pero que sabemos que es lo que Dios tiene para nosotros. A eso se refiere cuando decimos que nuestro futuro y esperanza están en Dios. Aún es situaciones de tanta incertidumbre como la que estamos viviendo ahora, podemos sentirnos confiados si tan sólo logramos cerrar nuestro ojos e imaginarnos ese hermoso panorama que nos espera. Cuando siento que algo me quiere agobiar, enseguida volteo al cielo y me imagino volando como un águila, cierro mis ojos y al abrirlos recobro mi paz.

Después nos dice, correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán. Vaya que es muy tranquilizador saber que con Dios la condición física no depende de cuantas horas estemos en el gimnasio, o cuantos kilómetros corramos. Lo que nos  ayudará a resistir la carrera de la vida es el mantenernos en comunión con Dios y frecuentarlo todos los días. Para eso sólo tienes que ir a una habitación y comunicarte con Él, así como leer su Palabra. Haciendo esto Él renovará tus fuerzas y te ayudará a mantenerte firme y con la suficiente fortaleza física, emocional y espiritual que tú necesitas. Con esto no digo que no hagan ejercicio, pues es también algo muy importante para nuestra salud, sin embargo, el cuidar nuestro Espíritu es aún más importante.

Ojalá que a partir de ahora puedan sentirse aún más cerca de su Creador y se sientan privilegiados por ser sus hijos y por tener todo a su alcance para lograr enfrentar todas las situaciones adversas de esta vida. Caminen rectos y sin mirar ni a diestra ni a siniestra, pues su meta está justo enfrente de ustedes!

Amen y busquen al Señor con todas sus fuerzas, con todo su corazón y con toda su mente. Recuerden que Él es quien nos alienta en todo momento, quien nunca nos falla y quien nos ama como nunca nadie más no podrá amar.

Les mando un fuerte abrazo y espero reciban el abrazo del Señor.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.