Publicidad

Telemundo Noticias

Con la asistencia de Juan Melendez, de 18 años, los hermanos Alejandro Treviño, de 18, y Christian Treviño, de 17, golpearon hasta matarlo al esposo de su madre, cuando se enteraron de que había tocado indebidamente a su hija de 9 años, según las autoridades.

Dos hermanos de Texas fueron acusados de haber matado a su padrastro a golpes, después de que se enteraron de que el hombre había sido acusado de abusar sexualmente de su hermana menor en una casa rodante.

Alejandro Treviño, de 18 años, y Christian Treviño, de 17, se enfurecieron cuando supieron que Gabriel Quintanilla, su padrastro de 42 años, estaba acusado de haber tocado indebidamente a su hija de 9 años.

Los hermanos fueron a la casa rodante de su padrastro en Pharr para confrontarlo y llegaron a los golpes.

Luego, Christian Treviño presuntamente persiguió al hombre hasta un complejo de apartamentos, donde lo golpearon entre los dos hermanos y su amigo Juan Eduardo Melendez, de 18 años, quien se les había unido.

Según los reportes de la fiscalía, los tres se fueron de ese lugar, cambiaron de auto y se volvieron a encontrar a Quintanilla caminando solo y herido a un costado del camino.

Ahora armados con manoplas de acero, le propinaron una paliza por tercera ocasión. Tras molerlo a golpes, lo subieron a la caja de una camioneta tipo pick up y arrojaron su cuerpo en un sembradío de McAllen, donde fue hallado poco después.

La policía ya buscaba a Quintanilla desde antes de su muerte por otro caso de abuso sexual entre 2014 y 2016 que también involucró a un menor de edad.

Recopilan firmas en su defensa

Las autoridades acusaron a Christian Treviño y a Melendez de asesinato en primer grado y agresión agravada, mientras que a Alexandro Treviño lo acusaron de agresión agravada y actividad criminal organizada. Melendez también enfrenta una acusación de posesión de marihuana.

Actualmente se encuentran detenidos bajo fianzas de un millón de dólares a cada uno, según registros judiciales del condado de Hidalgo.

Sin embargo, una campaña en redes sociales ha sumado más de 30,000 firmas en una petición en línea para que dejen salir en libertad a los tres adolescentes.

«En un intento por defender a la niña, tomaron el asunto en sus propias manos», se lee en la petición.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.