Publicidad

Se mantiene la tendencia de arrestos del gobierno de Trump y la mayoría de los detenidos por ICE no tiene antecedentes penales graves, como el presidente Donald Trump sostiene en sus discursos y a través de su cuenta en la red social Twitter.

Contrario a lo que comunica el gobierno de Donald Trump a sus seguidores —que las agencias de inmigración están enfocadas en ubicar, detener y deportar a inmigrantes criminales porque representan una amenaza a la seguridad pública y nacional de Estados Unidos— un estudio revela que el número de detenidos con condenas penales graves ha disminuido desde 2017.

Si bien la cifra de detenidos por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) aumentó en comparación con los registrados durante el gobierno de Barack Obama, desde que Trump llegó a la Casa Blanca el 20 de enero de 2017 se produjo un incremento, pero de extranjeros con antecedentes criminales menos graves o significativos.

Así lo reporta el Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad Syracuse, de Nueva York, en su último informe publicado el viernes.

El reporte añade que ICE utiliza un sistema de clasificación de tres niveles, que va desde el Nivel 1 (más grave) hasta el Nivel 3 (menos grave) para clasificar a los inmigrantes con condenas penales.

El informe

El TRAC indica que si bien el número de detenidos con antecedentes penales ha sido bastante constante, “se encontró un cambio significativo. El número de personas condenadas por delitos L1 (es decir, delitos graves) se redujo de entre 7,500 y 8,000 en 2017 a poco más de 6,000 en abril de este año. Mientras tanto, los delincuentes de Nivel 3, que corresponde a condenados por un delito menor como máximo, han aumentado constantemente de poco más de 6,000 a casi 9,500 en 2019”.

El análisis del TRAC identificó las tres principales condenas más comunes para las categorías L1, L2 y L3 con más de 500,000 registros de detención. Y precisa que las condenas más comunes en el Nivel 1 (las más graves) fueron asalto (15,557), robo (6,788) y tráfico de drogas (5,741).

En general, agrega, las condenas L1 disminuyeron un 19%. Mientras que las condenas más comunes en el Nivel 2 fueron hurto (7,463), reingreso ilegal (después de una deportación con 4,193) y delitos con armas (3,000).

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.