Publicidad
Telemundo Noticias
Los nuevos tramos del muro fronterizo construidos por el expresidente Donald Trump para evitar el cruce ilegal de migrantes y drogas han sido burlado por los traficantes 3,272 veces en los últimos tres años, según un informe de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, por sus siglas en inglés) obtenido por el diario The Washington Post, generando un costo para el Gobierno federal de 2.6 millones de dólares en los años fiscales de 2019 a 2021.
Los registros de la CPB muestran las limitaciones de la barrera para cumplir con el objetivo de Trump de frenar la inmigración ilegal. Durante su mandato se construyeron 458 millas, fundamentalmente en California, Arizona y Nuevo México. El demócrata Joe Biden congeló el proyecto tras su llegada a la Casa Blanca en 2021. En 2019, cuando el citado diario reportó los primeros cruces de delincuentes burlando el muro, Trump respondió que la barrera era “muy poderosa” tenía vulnerabilidades.
Según el informe de la CBP, en los años fiscales de 2019 a 2021 los traficantes utilizaron herramientas disponibles en las ferreterías, amoladoras angulares y sierras de demolición, para romper los barrotes de acero de la valla, que tienen entre 18 y 30 pies de altura. The Washington Post contó 71 barreras con reparaciones a lo largo del tramo de 25 millas entre Naco y Douglas en Arizona, en los que las barras dañadas fueron reparadas con un conector de acero. La operación para burlar la seguridad del muro parece sencilla: tras romper las barreras cerca del suelo empujan el resto de la estructura, que queda colgando en el aire, permitiendo el paso de personas e incluso de vehículos grandes como camionetas.
El trabajo suele hacerse en la noche. Después destruir la estructura ocultan el hueco usando una masilla con el color de la barrera, lo que hace difícil reconocer qué partes han sido dañadas y permite que los huecos sean usados varias veces. Funcionarios de la CPB dijeron que la mayoría de los lugares que son objetivo de los contrabandistas carecen de cámaras de vigilancia o de sensores, y eso impide una respuesta rápida. «Ninguna estructura es impenetrable, por lo que seguiremos trabajando para centrar los recursos en medidas modernas y eficaces de gestión de las fronteras para mejorar la seguridad», dijo Luis Miranda, portavoz de la CBP, a la publicación.
California es el sector más afectado por estas violaciones: en la zona de El Centro se registraron 1,867; y en San Diego otras 866. Personas que viven en la zona indicaron al citado diario que, en los sectores donde no hay huecos en los barrotes, las personas utilizan objetos para saltar por encima. En 2020 se conocieron imágenes de varios migrantes atravesando el muro con la ayuda de escaleras de hierro que se pueden conseguir por cinco dólares.
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.