Publicidad

Univision Noticias

La ley AB 1482 limita a 5% los aumentos anuales de alquiler en todo el estado y prohíbe los desalojos injustificados, sin embargo, muchas viviendas quedarán exentas de la medida.

OAKLAND, California. – La medida AB 1482 fue firmada este martes por el gobernador Gavin Newsom y se convirtió así en una de las leyes sobre control de renta más estrictas en Estados Unidos. La legislación, que tuvo un difícil camino a través de la Asamblea y el Senado estatal, limita los aumentos del alquiler y establece protecciones contra los desalojos injustificados en todo California.

Se prevé que la medida beneficie a 8 de los 17 millones de residentes que actualmente pagan alquiler en California, 80% de los cuales no cuenta con acceso a vivienda asequible. La firma de la ley marca una victoria muy necesaria para los arrendatarios y defensores de los derechos de los inquilinos, aunque en los ojos de muchos fueron las asociaciones de propietarios quienes en realidad impusieron su voluntad. A continuación, te explicamos su alcance:

El proyecto de ley fija un limite de 5% -más el aumento de la inflación- a los incrementos en el alquiler y prohíbe los desalojos injustificados de inquilinos en todo California. En el siguiente link puedes ver el listado de los motivos que sí representan una “causa justa” de desalojo, entre los que se incluyen no pagar la renta, subarrendar la propiedad y realizar actividad criminal en su interior.

La medida entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2020 y tendrá una vigencia de 10 años. Según datos emitidos por la Oficina del Gobernador, casi uno de cada 3 arrendatarios en California gasta 50% o más de sus ingresos para pagar el alquiler de su vivienda.

Los cabildeos de la poderosa industria de bienes raíces en California lograron limitar de manera considerable el alcance de la AB 1482. Como resultado, las siguientes viviendas quedaron exentas de su aplicación: todas las propiedades que tengan hasta 15 años de antigüedad y las casas unifamiliares (conocidas en inglés como single family homes), siempre y cuando no sean propiedad de una corporación que cuente con más de 10 unidades.

También quedan exentos los dormitorios operados por una institución de educación superior; las viviendas en las que el inquilino comparte con el propietario zonas comunes como baño y cocina; las casas unifamiliares en las que el propietario renta habitaciones o unidades adyacentes; las casas duplex en las que viva el propietario al momento de establecer el contrato, y los condominios. California necesita construir alrededor de 180,000 nuevas unidades de vivienda cada año para cumplir con la demanda de sus casi 40 millones de residentes. Sin embargo, el estado se ha quedado corto durante la última década con un promedio de 80,000, según datos del Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario de California.

Los críticos de la AB 1482 argumentaron que la medida inhibiría la construcción de vivienda en el estado y que afectaría a las familias que trabajaron toda su vida para hacerse de una segunda propiedad y depender de los ingresos por su alquiler. Sin embargo, la iniciativa no afecta a los desarrollos inmobiliarios construidos en los últimos 15 años; incluso en el caso de nuevos proyectos de vivienda, para cuando cumplan los 15 años de antigüedad la ley ya habrá perdido su vigencia. 

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.