Publicidad

Telemundo Noticias

Tras varios días de incertidumbre, Sandra Padilla, la madre de dos de las cinco pequeñas centroamericanas que fueron abandonadas en la frontera recientemente, hizo unas declaraciones públicas desde México. “Necesito que me ayuden porque quiero estar con mis hijas, yo nunca hubiera querido dejarlas ahí. Me dolió en el alma y Dios lo sabe”, dijo Sandra Padilla en exclusiva para Noticias Telemundo.

Padilla es la madre de Nasley, de 7 años, y Cristal, de 4 años, dos de las cinco niñas centroamericanas de entre 7 años y 11 meses que fueron encontradas el 9 de mayo en el Valle de Río Grande, en Texas, sin ningún adulto que las acompañara, según informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés). Padilla, una mujer hondureña, asegura que no tuvo otra opción que abandonarlas porque habían intentado cruzar la frontera varias veces, pero los habían deportado. “Nunca quise dejarlas ahí, Dios sabe que siempre le pedí a él que me las cuidara”, explicó en la entrevista.

También asegura que junto a ella viajaban los padres de las otras menores, su esposo, su hermano Edixon y su cuñada Daisy, que son los padres de la bebé de 11 meses y otra niña de cinco años. La otra niña encontrada no pertenece a la familia Padilla. Miriam Salinas, la madre de Sandra que vive en Houston, Texas, se refirió a la situación de su hija: “Imagínese ella ahorita está débil después de tanto caminar, sin comer y sin nada y no me puedo imaginar cómo se encuentra porque nunca había dejado a sus hijas”.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.