Publicidad

Milenio Noticias

En los primeros dos años y medio de gobierno, mientras Rosalinda González Valencia, esposa de Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, se encontraba a cargo de las finanzas del Cártel Jalisco Nueva Generación, la Unidad de Inteligencia Financiera bloqueó 10 mil 144 cuentas bancarias de integrantes del grupo criminal, con casi 900 millones de pesos. Como presunta operadora financiera del cártel más grande y sanguinario del país, Rosalinda incluyó a sicarios, familiares, restauranteros, empresarios y hasta presidentes municipales en su nómina para que ayudaran a lavar dinero del grupo criminal.
Lo que fue rastreado por las autoridades y llevó al bloqueo de miles de cuentas bancarias. MILENIO confirmó que de diciembre del 2018 a julio de 2021 cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador cumplió tres años de su triunfo, la UIF en ese momento a cargo de Santiago Nieto contaba con 10 mil 144 cuentas bloqueadas del CJNG que implicaban 899 millones 153 mil 423.41 pesos, un millón 307 mil 244 dólares y 3 mil 949.75 euros.
En los meses siguientes se dieron dos golpes más a cárteles de la droga que implicaban al CJNG. En septiembre se bloquearon las cuentas de 57 personas vinculadas a este cártel, a Los Cuinis, la Nueva Plaza, el Cártel de Los Matazetas y el Cártel de Juárez.
Y en octubre se bloquearon las cuentas de Aldrín Miguel Jarquín, José de Jesús Jarquín, César Enrique Díaz de León Saucedo y Fernando Zagal Anton, los cuatro mexicanos fichados por la OFAC al considerarlos los principales operadores del CJNG en Manzanillo.
Cuando Rosalinda estaba aparentemente a cargo de la operación financiera del CJNG que fundó su esposo, recibió varios golpes a las cuentas bancarias que operaban a través de terceros. El más importante fue el de junio de 2020 cuando bloquearon mil 939 cuentas bancarias de personas y empresas al servicio de estos criminales.
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.