Publicidad

Telemundo Noticias

La profesora tiroteada, que denunciará al distrito escolar, envió un mensaje a un familiar antes del incidente lamentando que los administradores no actuaran para protegerla.

La maestra que recibió un disparo de un alumno de 6 años en una escuela de Virginia avisó a un ser querido por mensaje antes de que el niño estaba armado, alertando de que los responsables del centro escolar no estaban actuando para quitársela y evitar una desgracia, según informó una fuente cercana al caso a la cadena NBC News.

Abigail Zwerner, de 25 años, se comunicó con su familiar una hora antes de ser baleada el 6 de enero; resultó herida de gravedad en el pecho y en una mano. El mensaje «mostraba su frustración», afirmó la citada fuente «estaba frustrada porque intentaba conseguir ayuda para este niño, y luego, cuando ella necesitaba ayuda, nadie se la daba”, denunció sobre la dirección de la Escuela Primaria Richneck, en la ciudad de Newport News.

[La abogada de la maestra, Diane Toscano, explicó este miércoles en una conferencia de prensa que, el día del tiroteo, profesores y empleados de la escuela alertaron en tres ocasiones a los administradores de que el niño tenía un arma y estaba amenazando a otros estudiantes, según informa la agencia de noticias The Associated Press. «La Administración no se molestó» en actuar, agregó la abogada, que planea demandar al distrito escolar. El superintendente admitió hace días que los administradores fueron alertados de que el niño estaba armado, pero hicieron una búsqueda en su bolsa de libros y no encontraron ninguna pistola.

La letrada explicó que alrededor de las 12:30 p.m., otra maestra avisó a los responsables del centro que había registrado la mochila del menor, pero pensaba que tenía el arma en el bolsillo. Pasadas la 1 de la tarde, otro alumno dijo a su profesora que el niño de seis años le había enseñado la pistola y amenazado con dispararle, y que la profesora informó de ello a los administradores.

Más tarde, otro trabajador de la escuela pidió permiso para registrar al estudiante tras enterarse de que supuestamente llevaba una pistola, pero “le dijeron que esperara a que pasara la situación porque la jornada escolar estaba a punto de terminar”, según Toscano. Zwerner también informó a los administradores de la escuela sobre las 11.15 horas de ese mismo día de que el chico había amenazado con pegar a otro niño].

La portavoz de las escuelas públicas de la localidad, Michelle Price, dijo por su parte que tanto el mensaje enviado por Zwerner a su familiar, como las preocupaciones relacionadas con las medidas de seguridad manifestadas por otros profesores del centro «forman parte» de la investigación «a fondo» sobre lo ocurrido.

Una vocera de la policía confirmó que, en efecto, “un empleado de la escuela fue notificado de una posible arma de fuego en la escuela antes de que ocurriera el tiroteo”, pero recalcó que el departamento «no fue notificado sobre ello antes del incidente».

Las autoridades no han revelado datos sobre la persona que llevó a cabo el registro, sobre si se examinó la ropa del menor, o sobre las posibles razones por qué no se encontró el arma. Sí han alabado la heroicidad de Zwerner, que fue dada de alta del hospital la semana pasada, por proteger y sacar de forma segura fuera del salón de clase a sus 20 alumnos de primer grado aún estando herida.

“Creo que salvó vidas, porque no sé qué más podría haber ocurrido si esos niños se hubieran quedado en esa clase”, declaró el jefe de policía, Steve Drew, en una rueda de prensa a principios de enero.

El diario The Washington Post informó la semana pasada de que los responsables de la escuela restaron importancia a las advertencias sobre el estudiante previas al incidente, a pesar de las repetidas peticiones de ayuda. Personal escolar contó al superintendente que Zwerner había solicitado asistencia con el estudiante “varias veces” a lo largo del curso, según los mensajes obtenidos por el periódico, que no pudieron ser verificados de forma independiente por NBC News. Los mensajes no indican a quién pidió ayuda la maestra.

Otro profesor detalló en un mensaje obtenido por el citado diario el comportamiento perturbador del alumno que precedió al tiroteo, aunque se desconocen la fecha en la que supuestamente sucedió.

Las autoridades no se han anunciado públicamente si se plantean presentar cargos contra el menor o contra sus padres.

El jefe de policía explicó que la madre del niño compró legalmente el arma de fuego utilizada en el tiroteo, un modelo Taurus de 9 mm, y que el niño la tomó de su casa. pero la investigación está tratando de determinar si estaba bien guardada, precisó. La familia del niño dijo la semana pasada que el arma estaba “asegurada” cuando el niño se la llevó de su casa, pero no entró en más detalles.

“Nuestra familia siempre ha estado comprometida con la posesión responsable de armas y con tenerlas fuera del alcance de niños», decía el comunicado difundido por su abogado, James Ellenson.

Agregaba que el niño “sufre una discapacidad aguda y estaba bajo un plan de atención en la escuela que incluía que su madre o padre asistieran a la escuela con él y lo acompañaran a clase todos los días». «Nuestro hijo se ha beneficiado de una amplia comunidad de cuidados que también incluye a sus abuelos, que trabajan junto a nosotros y otros cuidadores para garantizar que se satisfacen sus necesidades y adaptaciones”, agregaron, «la semana del tiroteo fue la primera en la que no estuvimos en clase con él. Lamentaremos nuestra ausencia ese día el resto de nuestras vidas”.

Desde el tiroteo, añadía el comunicado, el chico ha estado en un hospital recibiendo el “tratamiento que necesita». La escuela sigue cerrada desde el tiroteo, aunque está previsto que se reabra el lunes y se equipe con un detector de metales, según anunciaron sus responsables. El distrito pagará 90 detectores de metales de última generación para todas las escuelas del distrito, donde se han registrado al menos tres casos de violencia armada en 17 meses.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.