Publicidad

CNN Espanol

(CNN) — Los sobrevivientes de la masacre en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, presentaron una demanda colectiva por US$ 27.000 millones contra varias agencias de aplicación de la ley en Texas, según documentos judiciales.

La demanda, presentada este martes en la corte federal de Austin, nombra a la ciudad, al Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde, al Departamento de Policía del distrito escolar, al Departamento de Policía de Uvalde, al Departamento de Seguridad Pública de Texas y avarias personas que son miembros o exmiembros de las agencias enumeradas como demandadas.

Los demandantes incluyen padres, maestros y miembros del personal escolar que estaban en la escuela el 24 de mayo cuando 19 estudiantes y dos maestras fueron asesinados en salones de clases contiguos solo unos días antes de que terminara el periodo escolar y empezaran las vacaciones de verano. Al menos otras 17 personas resultaron heridas.

Un total de 376 agentes de la ley de varias agencias respondieron a la masacre, el segundo tiroteo más mortífero en una escuela en Estados Unidos.

Los oficiales esperaron 77 minutos después de que el atacante ingresó a dos salones de clases contiguos antes de irrumpir y matar al atacante, un residente de Uvalde de 18 años.

La demanda alega que las víctimas y los sobrevivientes “sufrieron daños emocionales y psicológicos como resultado de la conducta y las omisiones de los demandados” como resultado del tiroteo.

Según la demanda, a pesar del entrenamiento para situaciones de atacantes armados activos, las fuerzas del orden público “se desviaron fundamentalmente de comportarse de conformidad con lo que sabían que eran los protocolos y estándares bien establecidos para responder a un tirador activo”.

La demanda pasó a hacer referencia a la disfunción y al período de tiempo prolongado que tomó la policía para responder al tiroteo.

“En lugar de implementar rápidamente una respuesta organizada y concreta para una situación de atacante activo en una escuela, que había irrumpido en los edificios escolares ‘seguros’ de la escuela primaria Robb, la conducta de los trescientos setenta y seis (376) funcionarios encargados de hacer cumplir la ley —que estuvieron disponibles para los setenta y siete minutos exhaustivamente tortuosos de indecisión, disfunción y daño de las fuerzas del orden— no cumplieron con los estándares de su deber”, afirma la demanda.

“No hay palabras para expresar adecuadamente nuestro más sentido pésame a todas las familias que perdieron a un ser querido el 24 de mayo”, dijo Anne Marie Espinoza, portavoz del distrito escolar, en un comunicado a CNN.

“Uvalde CISD no puede comentar ni proporcionar información sobre litigios pendientes. Como distrito, nos enfocamos en apoyar a nuestros estudiantes y sus familias mientras continuamos navegando estos tiempos sin precedentes”.

CNN se comunicó con la ciudad de Uvalde y el Departamento de Seguridad Pública del estado para obtener comentarios.

La denuncia civil es al menos la tercera en torno a la masacre que busca daños y perjuicios de varias partes. Una demanda federal presentada a principios de esta semana alega que casi dos docenas de personas y entidades, incluido el fabricante de armas y la tienda que proporcionó el rifle utilizado en el ataque, fueron negligentes y no protegieron a un estudiante que murió.

Otras familias presentaron una demanda similar en septiembre.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.